Cómo empezar un negocio en 2024 en 10 pasos: guía completa

lectura de 16 minuto(s)
Dan Hughes

Este es, probablemente, uno de los mejores momentos para empezar un negocio. En la actual era digital hiperconectada, puedes crear un sitio web, una tienda en línea y una marca desde cualquier lugar del mundo.

De hecho, las herramientas para construir negocios en línea nunca han sido tan accesibles, y con el enfoque adecuado, puedes desarrollar una base de clientes leales más rápido de lo que podrías pensar en un inicio.

Si te preguntas cómo comenzar un negocio en 2024, estamos aquí para ayudarte. En esta guía, analizaremos los pasos esenciales que debes seguir para hacer que tu negocio sea un verdadero éxito.

¿Todo listo? Genial. Entonces empezamos.

Nota: La información proporcionada en este artículo se ofrece únicamente con fines informativos generales y no debe interpretarse como asesoramiento profesional sobre ningún tema. Debes consultar con un asesor legal y/o financiero.

1. Encuentra una idea de negocio que te apasione

El primer paso para tu travesía emprendedora es hallar una idea de negocio que no solo sea viable, sino que también encienda tu pasión.

Si ya tienes una lista de posibles ideas de negocios, da un paso más allá realizando una breve pero profunda investigación de mercado. Observa detenidamente las marcas destacadas en tu nicho y analiza cómo interactúan con sus consumidores. Al mismo tiempo, examina la demanda general basándote en datos de ventas públicas o tendencias de crecimiento.

Este proceso te proporcionará la inspiración necesaria para desarrollar tus propias ideas de negocio. Después de investigar el mercado y la competencia, puedes perfeccionar tus ideas considerando los siguientes aspectos:

  • ¿Qué es lo que más disfruto?
  • ¿Cuáles son mis habilidades y conocimientos específicos?
  • ¿Sobre qué temas tengo un interés especial?
  • ¿Es factible vender o promocionar el producto o servicio en mi nicho de mercado?
  • ¿Cuál es tu propuesta de valor? ¿Qué hace que mi negocio sea diferenciador para destacar frente a la competencia?
  • ¿Qué oportunidades o debilidades puedo capitalizar en mi nicho o mercado potencial?

Al plantear estas preguntas, te encaminarás hacia una idea de negocio con un potencial real de crecimiento, manteniéndote comprometido e inspirado a largo plazo.

Ejemplos de ideas de negocios rentables

2. Realiza una investigación de mercado para validar tu idea de negocio

Una vez que hayas descubierto esa chispa de inspiración para tu negocio, es hora de asegurarte de que tenga bases sólidas. Hemos mencionado previamente el concepto de estudio de mercado, pero ahora profundizaremos aún más en este vital proceso.

Cuando estás generando ideas de negocios, apenas estás rozando la superficie. Sin embargo, para validar verdaderamente tu concepto, es esencial sumergirse en tu industria y conocer a fondo a tu audiencia objetivo. Además de recopilar información y datos de la industria, deberías crear perfiles detallados de compradores que representen a tu audiencia ideal.

En esta fase operativa, también es fundamental llevar a cabo una investigación de mercado exhaustiva y realizar un análisis detallado. Aquí te presento algunas ideas para tu investigación y análisis de mercado:

  • Realiza encuestas a posibles clientes a través de diversos canales (teléfono, correo electrónico, redes sociales, aplicaciones móviles, etc.).
  • Organiza focus group con las personas adecuadas para obtener una comprensión más profunda de cómo tu audiencia objetivo podría percibir tu marca y lo que ofreces.
  • Observa de cerca cómo tu audiencia interactúa con posibles competidores en redes sociales, así como los temas relacionados que discuten en línea.
  • Explora datos públicos relacionados con tu mercado objetivo para descubrir patrones de compra tu público objetivo y tendencias de ventas. Esto no solo validará tu idea, sino que también proporcionará a tu planificación empresarial una dirección definitiva, preparándote para el siguiente paso.

3. Crea un plan de negocios

Ahora que has validado tu idea y comprendes a fondo tu mercado objetivo, es hora de pasar a la fase de planificación.

Cuando se trata de saber cómo iniciar un negocio, la habilidad de desarrollar meticulosamente tu plan es esencial. Aquí te comparto algunos consejos para que puedas navegar por este proceso como un experto:

  • Reflexiona sobre tu "por qué". Esto te permitirá entender tus motivaciones clave para iniciar tu negocio y lo que deseas lograr.
  • Esboza planes de acción o iniciativas que reflejen la misión de tu marca y lo que tu negocio representa.
  • Define tus objetivos comerciales clave, estableciendo plazos e hitos para mantenerte en el camino correcto.
  • Redacta un resumen ejecutivo que incluya toda la información esencial relacionada con los objetivos, metas y productos de tu negocio.

De esta manera, te asegurarás que no se te escape ningún detalle importante en tu camino hacia el éxito empresarial.

4. Asegura tu financiación: explora las distintas opciones con destreza

Para iniciar tu negocio con éxito, necesitarás obtener el nivel adecuado de financiamiento. Las opciones de financiación que explores dependerán del tipo de negocio que planeas lanzar.

Si tu intención es comenzar un negocio exclusivamente en línea y expandirlo, podrías utilizar tus propios fondos personales o ahorros para ponerlo en marcha. Esta estrategia te brindará un control total sobre tus decisiones, permitiéndote expandir el negocio según tus propios términos. No obstante, es importante señalar que, en caso de dificultades financieras o falta de beneficios, serás el único responsable de saldar cualquier deuda.

Existen otras opciones de financiamiento para negocios, entre las que se incluyen:

  • Financiamiento colectivo: A través de plataformas especializadas de crowdfunding, puedes motivar a las personas a donar a tu empresa a cambio de incentivos o participación accionaria. Esta modalidad puede ser una forma altamente efectiva de recaudar fondos, y a lo largo de los años, se han registrado numerosas historias exitosas de financiamiento colectivo.
  • Obtención de una línea de crédito: Similar a obtener una línea de crédito personal, puedes obtener una línea de crédito empresarial. Los términos, límites y tasas de interés dependerán de la naturaleza de tu negocio, así como de factores como tu historial financiero y calificación crediticia.
  • Obtención de una subvención: Otra vía para asegurar un nivel saludable de financiamiento es obtener una subvención. Si la misión de tu negocio está centrada en construir una comunidad mejor o inspirar innovación, podrías ser elegible para una generosa subvención del Gobierno Federal.
  • Presentación a inversores: Investigar a los inversores en tu nicho y presentarles tu propuesta es en algunos casos la mejor manera de obtener financiamiento, respaldo profesional y experiencia. Esta es definitivamente una vía que vale la pena explorar si buscas capital inicial y ayuda con el lanzamiento y desarrollo de tu negocio.
Opciones de financiación para negocios

5. Elige una forma jurídica para tu propio negocio

Al emprender un nuevo negocio, es crucial seleccionar la forma jurídica adecuada que se alinee con tus objetivos y garantice una operación legal y eficiente. Aquí te presentamos algunas de las formas jurídicas más comunes en México, cada una con sus pros y contras.

1. Persona Física con Actividad Empresarial (PF)

Pros:

  • Simplicidad: Fácil de establecer y gestionar.
  • Control Total: El titular tiene control absoluto sobre el negocio.
  • Menos Burocracia: Requiere menos trámites y procesos burocráticos.

Contras:

  • Responsabilidad Ilimitada: El titular responde con sus bienes personales.
  • Limitación en el Crecimiento: Puede ser difícil obtener financiamiento externo.

2. Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL o LLC)

Pros:

  • Responsabilidad Limitada: Los socios no responden con sus bienes personales.
  • Flexibilidad: Mayor flexibilidad en la distribución de utilidades y toma de decisiones.
  • Acceso a Financiamiento: Mayor facilidad para obtener financiamiento.

Contras:

  • Complejidad: Más procedimientos y requisitos legales que una PF.
  • Menor Control: La toma de decisiones puede ser compartida.

3. Sociedad Anónima (SA)

Pros:

  • Capitalización: Mayor capacidad para atraer inversiones a través de la venta de acciones.
  • Separación de Bienes: Separación clara entre activos de la empresa y bienes personales.

Contras:

  • Mayor Regulación: Sujeta a regulaciones y requisitos más estrictos.
  • Menos Flexibilidad: Procesos decisionales más formales y estructurados.

4. Microempresa Familiar (MEF)

Pros:

  • Facilidad de Creación: Proceso simplificado de establecimiento.
  • Economía Familiar: Adecuada para pequeños negocios familiares.

Contras:

  • Limitaciones de Tamaño: Restricciones en el número de empleados y los ingresos.
  • Responsabilidad Ilimitada: Los miembros de la familia comparten la responsabilidad.

Al elegir la forma jurídica para tu negocio, considera cuidadosamente tus metas, el alcance de tu proyecto y tus preferencias personales. Es recomendable buscar asesoramiento legal para tomar decisiones informadas y garantizar el éxito a largo plazo de tu empresa.

6. Registra tu negocio y obtén las licencias necesarias

Registrar tu negocio y obtener las licencias adecuadas en México es un paso esencial para garantizar su legalidad y operación sin contratiempos. Aquí te proporcionamos una guía concisa sobre cómo llevar a cabo este proceso.

Registro del negocio

  1. Nombre del negocio: Elige un nombre comercial único y asegúrate de que esté disponible. Registra el nombre ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).
  2. Tipo de entidad: Decide la estructura legal de tu negocio (PF, SRL, SA, etc.). Registra la entidad ante la Secretaría de Economía o el Registro Público de la Propiedad y el Comercio.
  3. Registro Federal de Contribuyentes (RFC): Obtén tu RFC a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y cumple con las obligaciones fiscales para evitar sanciones.

Licencias y Permisos

Estas son las principales licencias que necesitarás para emprender tu propio negocio en México:

  1. Licencia Municipal, clave para operar legalmente en tu ubicación.Verifica con el ayuntamiento de tu localidad los requisitos específicos.
  2. Licencia Sanitaria: Si tu negocio está relacionado con alimentos o salud, obtén una licencia sanitaria de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).
  3. Licencia Ambiental: Para ciertos negocios, especialmente aquellos que pueden impactar el medio ambiente, consulta con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) para obtener una licencia ambiental.
  4. Licencia de Funcionamiento Estatal o Federal: Algunos negocios requieren licencias específicas a nivel estatal o federal. Verifica los requisitos y solicita las licencias correspondientes.
  5. Registro de Marca: Si deseas proteger la identidad de tu negocio, considera registrar tu marca ante el IMPI.

Es fundamental investigar y entender las licencias y registros específicos que necesita tu negocio, ya que varían según la industria y la ubicación.

No cumplir con los requisitos puede resultar en multas o cierres temporales. Consulta con un asesor legal para asegurarte de cumplir con todas las regulaciones y comenzar tu negocio con éxito.

7. Abre una cuenta bancaria comercial

Con tu sueño empresarial a punto de despegar, abrir una cuenta bancaria se convierte en un paso crucial. En este próspero año, las opciones son abundantes al establecer una cuenta bancaria comercial para mantener tus finanzas personales y comerciales separadas.

Es fundamental seleccionar una cuenta que se alinee con el tamaño de tu empresa y tus metas.

Opciones de financiación para negocios

Aquí tienes un consejo: elabora una lista concisa de cuentas bancarias comerciales que ofrezcan préstamos flexibles, un servicio al cliente excepcional y aplicaciones bancarias en línea de vanguardia.

Al poner en marcha tu cuenta bancaria comercial, ten a mano la siguiente documentación:

  1. Documentos Oficiales de Formación Empresarial: Asegúrate de tener todos los documentos que respalden la formación legal de tu empresa según las regulaciones mexicanas.
  2. Número de Identificación de Empleador (NIE) o Número de Identificación Fiscal: Obtén tu NIE a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT) para cumplir con las obligaciones fiscales mexicanas.
  3. Datos de la Empresa: Proporciona el nombre oficial y la ubicación de tu empresa según los registros mexicanos.
  4. Fecha de Establecimiento del Negocio: Indica la fecha en que tu emprendimiento comenzó operaciones en México.
  5. Datos Personales: Suministra tu número de Registro Federal de Contribuyentes (RFC), dirección y fecha de nacimiento.

Al organizar estos detalles, estarás preparado para dar un paso firme hacia el éxito financiero de tu negocio en el mercado.

La elección de la cuenta bancaria adecuada es más que un paso administrativo; es una estrategia inteligente para garantizar el crecimiento y la estabilidad de tu empresa. ¡Adelante hacia un futuro financiero próspero!

8. Obtén un seguro para tu negocio

No dejes al azar el resguardo de tu emprendimiento. Junto con la apertura de tu cuenta bancaria, es esencial que consideres obtener un seguro para tu negocio. Ignorar esta precaución podría resultar en una factura sorprendentemente abultada si se presentan problemas inesperados, daños imprevistos o disputas comerciales.

Incluso para pequeñas empresas, contar con el tipo adecuado de seguro es imprescindible para resguardarte contra cualquier eventualidad.

Si tu negocio se centra en servicios en lugar de bienes tangibles, adquirir cobertura de responsabilidad profesional es una decisión inteligente. Este tipo de seguro te protegerá de posibles errores que puedan surgir en tus interacciones con los consumidores.

A medida que tu empresa crece, también conviene considerar el seguro de prácticas laborales. Esta cobertura adicional resguardará tu negocio ante posibles reclamaciones o quejas de tus empleados. La seguridad financiera de tu empresa no solo radica en la calidad de tus servicios o productos, sino también en la capacidad de enfrentar cualquier contratiempo con un respaldo sólido.

No dejes que los imprevistos amenacen el fruto de tu arduo trabajo. Al obtener el seguro adecuado para tu negocio, estarás construyendo un escudo protector que garantizará su continuidad y crecimiento en el competitivo panorama empresarial.

9. Construye tu sitio web

En este punto, estarás listo para construir tu sitio web y dar vida a tu negocio propio.

Tu sitio web o tienda en línea será el centro digital de todo tu negocio, así que conseguir el diseño y la funcionalidad correctos es esencial.

Consejo: Para construir una página web o tienda en línea que sea elegante, maravillosamente diseñada y fácil de navegar, prueba el poderoso y fácil de dominar Creador de Sitios Web de GoDaddy.

10. Lanza y haz crecer tu negocio propio

"No hay escasez de ideas notables. Lo que falta es la voluntad de ejecutarlas". —Seth Godin

Si has seguido cada paso detallado en esta guía para iniciar un negocio con éxito, te encuentras en el umbral de la acción.

Después de generar expectación sobre el lanzamiento de tu emprendimiento a través de diversos canales, como el correo electrónico y las redes sociales, es momento de comenzar a vender y de implementar estrategias para impulsar el crecimiento año tras año mediante campañas de marketing e iniciativas de ventas.

Emprender un negocio supone un desafío, pero también ofrece la posibilidad de una recompensa significativa. La clave radica en la persistencia, aprovechar tus fortalezas, dedicar el tiempo necesario para asegurarte de que has considerado todos los aspectos y, así, te posicionarás con éxito en el competitivo mundo empresarial en poco tiempo.

Preguntas frecuentes a la hora de crear una nueva empresa

¿Cómo emprender un negocio si eres principiante?

Si tienes una idea clara de tus objetivos y una pasión por lo que haces, puedes hacer que tu negocio rentable sea un verdadero éxito. Sigue los pasos de esta guía y estarás en marcha más pronto de lo que piensas.

¿Cuánto dinero necesitas para iniciar un negocio desde cero?

El costo de iniciar un negocio variará según tu industria o modelo de negocio elegido. Pero, según la Administración de Pequeñas Empresas de EE. UU., la mayoría de las pequeñas empresas cuentan con unos $3.000 de inversión inicial. Y, la mayoría de las empresas basadas en el hogar cuestan entre $2,000 y $5,000 para configurarse.

¿Puedo dirigir un negocio por mi cuenta?

No hay razón por la cual no puedas dirigir un pequeño negocio por ti mismo. Con los recursos adecuados y el enfoque correcto, puedes configurar, lanzar y operar tu negocio. Ir solo es más que posible, pero con tanto por considerar, es una tarea enorme. A medida que tu negocio crece, contratar a un pequeño equipo de trabajo o conseguir un socio será una buena idea. De esta manera, puedes acelerar aún más tu crecimiento comercial.

¿Cómo creas una organización legal?

Crear una organización legal implica seguir un proceso estructurado y cumplir con ciertos requisitos. Aquí hay una guía básica para establecer una entidad legal:

  1. Define la Estructura Legal: Elige la forma jurídica que mejor se adapte a tu negocio. En México, las opciones comunes incluyen Sociedad Anónima (S.A.), Sociedad de Responsabilidad Limitada (S. de R.L.), y Persona Física con Actividad Empresarial.
  2. Registro ante la Secretaría de Economía: Registra tu empresa ante la Secretaría de Economía o el Registro Público de Comercio. Esto formalizará legalmente tu entidad.
  3. Obtención del RFC: Obtiene tu Registro Federal de Contribuyentes (RFC) en el Servicio de Administración Tributaria (SAT). Este número es esencial para cumplir con las obligaciones fiscales.
  4. Apertura de Cuenta Bancaria: Abre una cuenta bancaria a nombre de tu empresa. La mayoría de las transacciones comerciales se realizarán a través de esta cuenta.
  5. Licencias y Permisos: Identifica y obtén las licencias y permisos necesarios para tu industria. Esto puede variar según el tipo de negocio y la ubicación.
  6. Cumplimiento Fiscal: Asegúrate de comprender y cumplir con las obligaciones fiscales locales y federales. Esto incluye la presentación de declaraciones y el pago de impuestos.

Siguiendo estos pasos, establecerás una base legal sólida para tu negocio, garantizando su conformidad con las regulaciones locales.

¿Cuál es el negocio más fácil de comenzar?

Un negocio basado en servicios suele considerarse el más fácil de comenzar, ya que no tienes que lidiar con inventario físico. Pero, en 2024, nunca ha sido más accesible configurar y lanzar un exitoso negocio en línea.

En la era digital, existen herramientas que te ayudarán a configurar una tienda de comercio electrónico (eCommerce) o construir un sitio web sin experiencia técnica. Sigue los pasos correctos y casi cualquier tipo de negocio estará a tu alcance.

¿Cuál es la forma legal más sencilla para iniciar un negocio?

La Persona Física con Actividad Empresarial es la estructura legal de negocio más sencilla de establecer. Si tienes un poco de capital propio, quizá es la mejor opción. Tendrás control completo sobre todo el negocio, pero ten en cuenta: serás responsable tanto de los aspectos financieros como legales del negocio.