¿Cómo comprar un dominio web en Chile?

lectura de 6 minuto(s)
Jorge Castellanos

Ahora que te has decidido a emprender en el mundo digital, comprar dominios de internet en tu propio país es una de las primeras cosas que debes aprender, para que no te ganen el registro de ese nombre genial que tienes pensado.

Por ejemplo, ¿sabías que la extensión .cl de Chile actualmente ronda los 600 mil dominios registrados?

Adicionalmente, los códigos de país tienen la ventaja de que pueden favorecer tu posicionamiento web porque es más factible que buscadores como Google apunten a este tipo de direcciones en búsquedas locales, es decir, al usar una extensión o dominio localizado le indicas de manera muy clara al motor de búsqueda que tu sitio y tu contenido se centran en un país específico.

Si tú también quieres lanzar un sitio web con una identidad bien definida, sigue leyendo para que despejes todas tus dudas sobre cómo comprar dominios en Chile.

¿Dónde comprar dominios .cl en Chile?

Esto sólo lo podrás hacer ante un proveedor autorizado por ICANN, máximo organismo encargado de la coordinación y supervisión del sistema global de internet, y que regula el registro de dominios a nivel mundial a través de los llamados registradores de dominio.

El ejemplo más claro es GoDaddy, una compañía a la que hoy en día casi 60 millones de personas, marcas y empresas alrededor del mundo confían el registro de su dominio.

Además, éste es un registrador autorizado por NIC Chile, entidad encargada de gestionar los dominios .cl. Para personas naturales o empresas chilenas, el proceso de registro de estos dominios es rápido y seguro.

Tip. El tener tu dominio no significa que ya puedas publicar tu sitio web. Para eso necesitarás también el alojamiento o web hosting, un servicio que te brinda los recursos necesarios para almacenar y gestionar los archivos de tu página, de modo que tu sitio esté siempre disponible ante el público.

Relacionado: ¿Cuál es la diferencia entre hosting y dominio?

¿Qué necesitas para comprar dominios en Chile?

Ahora sí. Para realizar la compra necesitas únicamente dos cosas: los datos del propietario del dominio y una tarjeta de crédito.

Para registrar un dominio .cl o dominios de nivel superior (.com, .net), lo puedes hacer directamente con un registrador de dominios como GoDaddy sin necesidad de trámites adicionales.

En tanto, no es posible inscribir nombres de dominio de tercer nivel como .com.cl, .net.cl u .org.cl ya que, desde sus inicios, NIC Chile estableció que la estructura de este código de país sería directamente de "segundo nivel".

En cuanto a la tarjeta de crédito, ésta es la manera más cómoda de realizar tu compra pues, dado que la propiedad del dominio expira cada cierto tiempo, con este método de pago garantizas que tu registro se renueve automáticamente.

Si no tienes tarjeta, pueden haber opciones de depósito bancario y pago en tiendas de autoservicio, pero por estos medios el cargo no es inmediato por lo que tu registro de dominio podría estar en riesgo.

Respecto a la propiedad del dominio, hay que hacer hincapié en que una cosa es la persona que hace el registro y otra el propietario del dominio.

Como su nombre lo indica, el propietario será el dueño del dominio y el contacto directo en el directorio global de registros (llamada WHOIS), con quien deberá acudir cualquier persona que muestre interés en adquirir dicho nombre de dominio.

Tip. En caso de que una empresa o profesional en desarrollo web se encargue de hacer el registro por ti, asegúrate que tu nombre aparezca como propietario del dominio. Así, al finalizar el proceso de registro debes exigir un comprobante digital donde se especifique la propiedad, para evitar problemas a futuro.

Relacionado: ¿Qué es WHOIS y cómo te ayuda a encontrar al propietario de un dominio?.

¿Cómo es el proceso para comprar dominios?

Ya teniendo el nombre de dominio y habiendo cumplido las condiciones de registro, estos son los pasos para comprar dominios en Chile:

  1. Visita el sitio web del registrador de dominio de tu preferencia (ej. GoDaddy).
  2. Ingresa tu nombre de dominio en el buscador para verificar que esté disponible. Deberás seleccionar la extensión de dominio que más se adecúe a tu proyecto. Están las extensiones de país (como .cl o .ar), algunas para el sector comercial o tecnológico (como el famosísimo .com y el .net), y otras que van tomando cada vez más popularidad entre profesionales y marcas de una actividad específica (como .shop y .name, entre otras). ¡Pruébalo ahora!

  1. En caso de que la combinación de palabras que elijas no esté disponible con la extensión de dominio que quieres, el sistema te arrojará algunas alternativas. Si alguna de ellas te agrada, procede al siguiente paso. Si no, vuelve al proceso de definición de tu nombre de dominio.
  2. Además del registro, el proveedor seguramente te ofrecerá opciones extra como ocultar tu identidad en el registro de dominio o un dominio Premium. Aunque tu sitio puede operar correctamente sin estas características, pueden ser muy convenientes cuando tu página crezca y gane notoriedad. Decide si las necesitas y sigue al último paso.
  3. Finalmente, elige los años de vigencia de tu registro, selecciona tu opción de pago… ¡y listo!

Tip. Si no recibiste la confirmación por correo, verifica la validez de tu registro de dominio al solicitar un nuevo comprobante en la página del registrador.

Relacionado: 10 claves para elegir el nombre de dominio perfecto.

Después del registro… ¿qué sigue?

Como mencionamos más arriba, además del dominio necesitas un hosting para poder subir tu sitio a internet. Un proveedor y registrador como GoDaddy te ofrece ambos servicios, en paquetes que se adaptan a tus necesidades y que te facilitan la configuración de tu sitio en línea.

Esta opción usualmente incluye un creador de páginas web, que es una plataforma con plantillas prediseñadas para las secciones que requieras en tu sitio. Esta herramienta es muy fácil de usar pues con sólo dar unos clics y arrastrar y soltar objetos puedes armar un diseño increíble, en unas cuantas horas y sin necesidad de programar.

Luego, puedes checar los planes de correo personalizado, para que tu dominio vaya después de la arroba (@) en tus direcciones de email. Así, transmitirás a tus contactos y prospectos una imagen seria y profesional con cada mensaje que les envíes.

Esperamos que esta pequeña guía te haya servido de referencia para comprar dominios en Chile, como un primer paso hacia la consolidación de tu propuesta digital. Lo importante es seguir adelante con tu proyecto y poner tu dominio a trabajar. ¡Manos a la obra!

Relacionado: Cambia tu email gratuito por un correo empresarial en 5 pasos.

;