dns

Dominando el sistema de nombres de dominio (DNS): Una visión detallada

Crea tu webCategoría
lectura de 10 minuto(s)
Fernando Paul Lara Galicia

El Sistema de Nombres de Dominio (DNS) es básico para que internet funcione tal y como lo hace, ya que es el encargado de traducir los nombres de dominio, sencillos de escribir y de recordar, en direcciones IP que las computadoras pueden comprender para llevarnos a las webs que queremos visitar. Comprender cómo funciona el DNS, por tanto, es algo fundamental no solo para profesionales de TI, sino para cualquier internauta con algo de curiosidad acerca de los procesos que hacen que el mundo digital funcione como lo hace.

Eso sí, prometemos explicarlo con un lenguaje y un tono que puedan entender todos, así que quiten esa cara rara y sigan leyendo, ¡porque de aquí no se van sin saber qué es DNS y cuáles son sus tipos!

servidor dns

¿Qué es DNS y para qué sirve?

Una de las formas más sencillas para conocer el significado de DNS es compararlo con una gran guía telefónica de internet, ¿recuerdan aquellos grandes libros que contenían todos los números de teléfono de nuestras ciudades? ¡Parece que los usábamos hace varias vidas ya! Pues bien, nos encontramos ante algo muy similar.

¿Y para qué sirve el DNS? Básicamente, convierte los nombres de dominio legibles por humanos, como google.com, en direcciones IP numéricas más fácilmente comprensibles por las computadoras y servidores.

Este proceso es el que les permite acceder a páginas web utilizando nombres fáciles de recordar en lugar de complejas secuencias numéricas. Esto es, cuando escriben una dirección web en sus navegadores, el DNS busca la dirección IP correspondiente para poder cargar la página a la que están solicitando acceso. Sin el DNS, tendríamos que memorizar y entrar números IP separados por puntos para cada web que quisiéramos visitar, ¿se imaginan la locura que sería? ¡Si la mayoría casi ni recordamos lo que hay que introducir cuando necesitamos acceder a la configuración de nuestro router!

Cómo funciona el sistema de nombres de dominio

El proceso de resolución de DNS comienza cuando ingresan un nombre de dominio en su navegador, un proceso involucra varios pasos:

  1. El dispositivo pregunta a los servidores DNS la dirección IP asociada con el nombre de dominio.
  2. La consulta se dirige primero a un servidor DNS raíz, que responde con la dirección del servidor DNS de nivel superior (TLD) que se corresponde con el dominio.
  3. El servidor TLD dirige la consulta al servidor DNS autoritativo del dominio, que es el que contiene la información específica de la dirección IP.
  4. El servidor DNS autoritativo responde con la dirección IP del nombre de dominio solicitado, permitiendo que el navegador cargue la página web solicitada.  ¡Y lo mejor es que todo esto ocurre en cuestión de milisegundos!

A la hora de registrar un dominio para su web no tendrán que preocuparse por nada de esto, pero sigan leyendo, ¡porque después sí que les influirá!

Tipos de registro

Hay diversos tipos de registros y servicios que existen para internet, siendo uno de los más importantes el de DNS. Comencemos explicándote cuál es el de direcciones (A).

Tipo de direcciones (A)

Sabes que todos los sitios en internet utilizan una dirección IP para ser identificadas en la web. Por ejemplo, un registro de direcciones le señala a internet qué dirección IP debe asociar con un nombre de dominio.

Puedes encontrar una serie de números que  dan cuenta de un sitio (http://189.34.56.87), pero como estos son difíciles de memorizar, es cuando la magia de los registros aparece para indicar a la red de redes que esas cifras son el sitio web de alguna empresa, blog, sitio oficial y demás, por lo que será identificada automáticamente.

También puedes dar clic a una serie de números, y luego a un sitio con un registro de dominios ya establecido y ambos serán lo mismo.

Tipo CNAME

El llamado CNAME ayudará a que tu página pueda ser buscada y encontrada al teclear un subdominio. Funciona así: si deseas que http://www.misitio.com te lleve a http://misitio.com, deberás crear un registro CNAME llamado www y lo programarías para que vaya a tu registro de direcciones (A).

Tipo registro del servidor de nombres (NS)

Este simplemente le señala a internet qué servidor tiene todos los registros. Lo recomendable es que, si usas este servicio, nunca muevas ni una letra, pues si eso sucede todos los demás registros de tu servidor de nombres se invalidan.

Tipo de intercambio de correo (MX)

Finalmente, entre los registros más comunes está el de intercambio de correo Mail eXchange (MX). Como empresa local o internacional, siempre deberás contar con un email para la comunicación e intercambio de datos a distancia, y los registros MX le “señalan” a internet a dónde dirigir ese correo electrónico.

Es muy probable que tengas una herramienta de este tipo alojada en la oficina en un servidor Exchange o quizá tu correo electrónico esté alojado como una aplicación de Google. Incluso puedes tener un contrato con el anfitrión de almacenamiento en nube que te ofrezca un email (como con tu registrador de dominios).

Los registros MX son lo que envían el tráfico desde la red a los servidores de correo electrónico. Algo importante a señalar es que puedes elegir cambiar el alojamiento de tu página de internet, sin afectar el correo electrónico, si tienes control sobre todos los registros DNS en una misma ubicación.

Configuración y gestión de DNS

Administrar correctamente sus registros DNS es fundamental para garantizar que su proyecto web sea accesible y funcione como desean. ¡Y esta es la forma más sencilla de hacerlo!

  1. Lo primero es acceder a su proveedor de DNS iniciando sesión en el panel de control.
  2. Buscar la sección de gestión de DNS para ver, añadir o modificar tipos de DNS. El registro (A) dirige su dominio a una dirección IP y CNAME se utiliza para apuntar un dominio a otro nombre de dominio. ¿Qué tipo de información contiene un registro MX de DNS? Controla el envío y la recepción de correos electrónicos para su dominio. en Cuanto al TXT, proporciona información adicional a cualquier servidor que realice la solicitud.
  3. Tras realizar los ajustes necesarios, asegúrense de guardar los cambios.

Comprender y tener claro cómo manejar el DNS de forma adecuada mejora la accesibilidad y el rendimiento de una página web y fortalece su seguridad. Hacer una configuración DNS correcta es primordial para proteger su web contra ataques y garantizar una experiencia de usuario óptima.

Seguridad y DNS

La seguridad DNS es imprescindible para proteger la navegación en internet de amenazas digitales. Los ciberdelincuentes explotan las vulnerabilidades del DNS para redirigir a los usuarios a webs maliciosas, realizar ataques de denegación de servicio (DDoS) o incluso secuestrar sesiones DNS, ataques que pueden interrumpir el acceso a páginas web, filtrar datos sensibles o distribuir malware.

Para contrarrestar estas amenazas, se han desarrollado soluciones como el DNSSEC (DNS Security Extensions), que añade una capa de autenticación a las respuestas DNS, lo que garantiza que los datos provengan de una fuente legítima y no hayan sido alterados en tránsito.

Además, el filtrado de DNS y la monitorización constante de las solicitudes DNS pueden ayudar a identificar y bloquear intentos de acceso a dominios conocidos por albergar contenido malicioso o fraudulento. Implementar estas medidas de seguridad, por tanto, es imprescindible para mantener la integridad y la fiabilidad del sistema DNS, protegiendo así a los usuarios y a las organizaciones de posibles ciberataques.

Ahora bien, ¿merece la pena contratar un DNS premium en tu primer negocio

Proveedores de servicio DNS

Los servicios DNS pueden ser públicos o privados, ofreciendo diferentes niveles de velocidad, privacidad y seguridad.

  • Los DNS públicos, como Google DNS o Cloudflare, son accesibles para cualquier usuario de internet y suelen ofrecer una resolución de nombres rápida y segura.
  • Los DNS privados son gestionados por organizaciones para su uso interno, ofreciendo un control más estricto sobre las políticas de resolución de nombres y una mayor privacidad.

Entre los proveedores de mayor confianza está el DNS de GoDaddy, que les ofrece servicios de DNS Premium con características avanzadas de seguridad y gestión. Además, también pueden explorar opciones como OpenDNS, conocido por sus opciones de filtrado de contenido, o Quad9, que enfatiza la privacidad y la seguridad del usuario bloqueando automáticamente el acceso a webs peligrosas.

Elegir el proveedor de DNS más adecuado dependerá por tanto de las necesidades específicas de cada usuario o empresa, así que tengan en cuenta factores como la velocidad, la seguridad y la facilidad de gestión si se deciden a usar una DNS en México, Colombia, Argentina o Chile, ¡les aseguramos que no todos son igual de válidos en todos los países!

Problemas comunes y soluciones

Los problemas con el DNS pueden provocar que no sean capaces de acceder a páginas web, lentitud en la carga de páginas o errores en la resolución de nombres. Esto puede ser incómodo para los usuarios individuales, ¡y muy costoso para las empresas que dependen por completo de este tipo de acciones!

  • Uno de los problemas más comunes es el servidor DNS que no responde, lo que puede solucionarse cambiando a un servidor DNS alternativo o reiniciando el router.
  • Otro problema frecuente es el envenenamiento de caché DNS, situación en la que las respuestas DNS son alteradas para redirigir a los usuarios a webs malintencionadas, lo que pueden intentar solucionar utilizando DNSSEC para verificar la autenticidad de las respuestas DNS.
  • Además, la configuración incorrecta de los registros DNS puede provocar errores en el acceso a servicios de correo electrónico o páginas web, lo que resulta fácil de gestionar mediante la revisión y corrección de los registros DNS en el panel de control del proveedor de hosting. ¡Asegúrense de contar con un servicio de alojamiento web de alta calidad!

Mantener el software del servidor DNS actualizado y utilizar prácticas de seguridad fiables son medidas determinantes para prevenir y solucionar todo este tipo de problemas.

Qué es Flush DNS y cómo usarlo

Flush DNS es un comando que limpia la caché DNS del sistema, lo que a su vez permite eliminar registros obsoletos o incorrectos y forzar la obtención de respuestas DNS actualizadas. Esto puede ser útil para resolver problemas de acceso a páginas web que han cambiado su dirección IP o para solucionar ciertos tipos de ataques cibernéticos.

  • Para realizar un flush DNS en Windows, deben pulsar sobre el símbolo del sistema y ejecutarlo introduciendo el comando ‘ipconfig /flushdns’.
  • En macOS, el proceso varía en función de la versión del sistema operativo, pero suele utilizarse el comando ‘sudo killall -HUP mDNSResponder’ en el Terminal.
  • En Linux, el comando específico puede depender del servicio de caché DNS utilizado, pero un reinicio del servicio de red suele ser suficiente.

Usar flush DNS de forma regular puede ayudar a garantizar una experiencia de navegación más rápida y segura, ¡y se trata de un proceso que no les llevará apenas tiempo!

Products Used

DominiosObtén más información
Web HostingObtén más información