7 mejores ideas de negocios inmobiliarios rentables para empezar en el mercado de propiedades

EmprenderCategoría
lectura de 13 minuto(s)
Equipo editorial GoDaddy

Con la formación y las herramientas adecuadas, casi cualquiera puede ganar dinero en el sector inmobiliario. No necesitas ser propietario para obtener beneficios: hay muchos aspectos en la industria y un montón de ideas de negocios inmobiliarios para elegir.

Inicialmente puede parecer abrumador. De hecho, las redes sociales están llenas de consejos e incentivos inmobilarios como:

  • "No esperes a comprar bienes raíces; compra bienes inmuebles y espera."
  • "Compra tierra. Ya no la están fabricando."
  • "Los bienes raíces no pueden perderse ni ser robados, ni pueden ser llevados. Comprados con sentido común, pagados en su totalidad y administrados con cuidado razonable, es la inversión más segura del mundo."

La mayoría de las personas entienden que puede haber grandes beneficios en ellos. Lo que quizás no sepas, sin embargo, es que hay muchas maneras diferentes de ganar dinero en la industria inmobiliaria.

Cómo ganar dinero en bienes raíces con estas 7 ideas de negocios inmobiliarios

Aquí te presentamos algunas de las mejores ideas de negocios rentables en el sector inmobiliario que puedes usar para aprovechar este mercado lucrativo:

  1. Arrendador inmobiliario.
  2. Flipping inmobiliario.
  3. Administración de propiedades.
  4. Personal shopper inmobiliario.
  5. Fotógrafo inmobiliario.
  6. Agente inmobiliario.
  7. Combina ideas de negocios inmobiliarios.

¿Te interesa en entrar en el sector inmobiliario y diseñar un plan para ayudarte a construir tu carrera? Aprende sobre los diferentes aspectos de la industria inmobiliaria y encuentra la estrategia que es adecuada para ti.

Vamos a analizar estas oportunidades de negocio con más detalle. Además, considera la creación de un plan de negocios antes de sumergirte en una nueva aventura.

¿Quieres crear una web para tu negocio inmobiliario? Con el Creador de Páginas Web de GoDaddy puedes hacerlo en menos de 1 hora. ¡Empieza gratis!

1. Conviértete en arrendador inmobiliario

Para muchas personas, convertirse en arrendador es la base de su modelo de negocio inmobiliario, tanto de alquiler de larga estancia como de alquiler vacacional a través de plataformas como Airbnb. Con este modelo, puedes ganar dinero de dos formas diferenes:

  • Recibirás pagos de manera constante gracias al flujo de efectivo que recibes en forma de alquiler cada mes. A medida que utilizas estos ingresos pasivos para pagar la propiedad y aumentas los alquileres en sintonía con los incrementos del mercado, tu margen de beneficio crece anualmente.
  • Obtienes ganancias a largo plazo a través de la revalorización de tu propiedad con el tiempo. Te das cuenta de estas ganancias al venderla. También puedes recurrir a la equidad que construyes para financiar reparaciones, mejoras y expansión de la cartera.

Ser arrendador te proporciona tanto un flujo de efectivo razonablemente bueno como un fuerte activo de inversión. También ofrece la capacidad de construir una cartera de propiedades, un legado que puede transmitirse a tus herederos con una responsabilidad fiscal mínima.

Curiosamente, el alquiler para obtener beneficios de los bienes raíces existe desde la época medieval, cuando los señores poseían tierras y cobraban pagos de aquellos que trabajaban en ellas. En tiempos más modernos, los bienes raíces han creado millonarios y multimillonarios en todo el mundo. El primer multimillonario de América, John Jacob Astor, compró grandes extensiones de tierra en y alrededor de Nueva York a finales del siglo XVIII y principios del XIX. Astor luego arrendaba la tierra a los constructores, quienes construirían en ella. En el momento de su muerte, era el hombre más rico de Estados Unidos gracias a las inversiones inmobiliarias.

La mayoría de los arrendadores de alto nivel tratan los bienes raíces como un negocio a tiempo completo.

Sin embargo, es posible hacerlo a tiempo parcial, especialmente si utilizas una empresa de gestión de propiedades para encargarse de las tareas diarias en tus propiedades de alquiler.

También puedes administrar tu negocio de alquiler desde tu propia casa, aunque muchos arrendadores eligen establecer una oficina para mayor comodidad.

Una buena opción para aprovechar tu papel como arrendador y construir tu negocio es pasar de ser propietario y arrendar casas unifamiliares a poseer propiedades multifamiliares como dúplex, tríplex y edificios más grandes. Esto te permite reducir tus impuestos sobre la propiedad y los costes de gestión mientras duplicas, triplicas o cuadruplicas tu rentabilidad.

2. Flipping inmobiliario

Una de las ideas de negocio inmobiliario más destacadas, el flipping inmobiliario, ha sido popularizada por numerosos programas de televisión en los últimos años. Esta práctica consiste en comprar una casa en mal estado, repararla y modernizarla para luego venderla y obtener ganancias, generalmente a un comprador minorista.

Si bien el house flipping no ofrece el flujo de efectivo continuo de los ingresos por alquiler, puede generar grandes beneficios.

Al igual que ser arrendador, el flipping inmobiliario se puede hacer a tiempo parcial o a tiempo completo.

Hay quienes compran, reforman y venden una o dos casas al año para obtener ganancias. En el otro extremo del espectro, hay inversores inmobiliarios que se especializan casi exclusivamente en el house flipping. Al igual que los alquileres, este tipo de negocio se puede administrar desde tu casa si así lo eliges.

Uno de los factores clave a considerar son los costes de mantenimiento, dado que necesitas minimizar la cantidad de tiempo que posees la propiedad. De esta manera, reduces el tiempo en el que estás pagando la hipoteca, los impuestos, el seguro, los servicios públicos y otros costes asociados a la misma.

Por este motivo, resulta vital tener en cuenta la eficiencia y disponibilidad de tu equipo de construcción de confianza para realizar reparaciones o mejoras, así como el estado del mercado para reducir los días que pasa la propiedad en el mismo una vez esté puesta a la venta.

Otra forma de aumentar la rentabilidad en esta práctica es controlar cuidadosamente los gastos. Asegúrate de que las mejoras que elijas realizar aportan valor real e incrementan su precio en la venta. Evita los extras de diseño que quedan bien, pero no suman al resultado final.

Reforma de casas

Recuerda, no estás diseñando una casa para ti; estás diseñando una casa para compradores locales en un mercado específico a un precio determinado.

3. Administración de propiedades

Es un error muy común pensar que tienes que ser propietario o propietaria para poder ganara dinero con los bienes raíces. De hecho, si quieres iniciarte en este mercado sin comprar una propiedad, puedes probar suerte en la administración de propiedades.

Los administradores de propiedades se encargan del mantenimiento, la conservación y, en muchos casos, de recaudar el alquiler a cambio de una tarifa (generalmente un porcentaje del alquiler) para las personas que poseen un inmueble. Además, necesitas ser capaz de encontrar nuevos inquilinos para asegurarte de que las propiedades que gestionas estén alquiladas de manera constante.

Generalmente, se trata de una profesión a tiempo completo.

Aunque podrías administrar este negocio desde la comodidad de tu casa, será más fácil tener una ubicación comercial dedicada, ya que necesitarás almacenamiento para pintura, yeso, materiales de limpieza y otros materiales de mantenimiento comunes para las propiedades que administras.

Los costes adicionales pueden incluir la contratación de asistentes o subcontratistas para el mantenimiento del césped y el paisajismo, la fontanería, el trabajo eléctrico y la pintura.

Uno de los aspectos más difíciles de la administración de propiedades es que es un trabajo 24/7.

Necesitas estar disponible en caso de una emergencia en las propiedades que administras. Un daño por una tormenta o una reparación de emergencia requerirá de una acción rápida por tu parte o un plan de contingencia si no estás disponible.

4. Personal shopper inmobiliario

Los inversores en bienes inmuebles siempre están en la búsqueda de oportunidades. Esto ha dado lugar a un nuevo conjunto de profesionales independientes en este sector, conocidos como personal shoppers inmobiliarios.

Estos profesionales encuentran buenas oportunidades para sus clientes, ganando tanto un pequeño porcentaje del trato o una tarifa plana por sus servicios.

Aunque pueda parecerlo, no es tan fácil como parece: los inversores no pagarán por información sobre propiedades que ya están anunciadas en diferentes plataformas. Por ello, lo ideal es identificar a los vendedores antes de que la vivienda salga a la venta.

Este negocio puede hacerse a tiempo parcial o completo, y la mayoría de estos perfiles trabajan desde casa.

Para ser personal shopper inmobiliario, se necesita tener un extenso conocimiento del mercado inmobiliario y un gran número de contactos. Por otra parte, estrategias como el lead nurturing o la prospección puede ayudarte a conseguir contactos de valor.

Su objetivo es encontrar propiedades ocultas que nadie más ha descubierto aún.

Busca una variedad de propiedades e inversores para aumentar tus posibilidades de éxito.

5. Fotografía de bienes raíces

No todas las ideas de negocios de bienes inmuebles tienen que ver directamente con las propiedades. Algunas, como ser un fotógrafo de interiores, están relacionadas con el marketing inmobiliario.

Los fotógrafos inmobiliarios realizan fotografías de las propiedades para otras agencias o propietarios que luego se publican en plataformas online como parte de una campaña de marketing.

Fotógrafo de interiores

En esta profesión, tus horas se determinan en gran medida por el número y el tamaño de las casas que debes fotografiar en un día determinado. Las casas más grandes requieren más fotos y, por lo tanto, más tiempo.

Muchos fotógrafos inmobiliarios trabajan desde casa, aunque la mayor parte del trabajo real se realizará en el lugar de las propiedades que se están fotografiando.

Si deseas diferenciarte de otros profesionales, puedes añadir la fotografía o el vídeo con dron a tu cartera de servicios.

En muchas áreas, la fotografía con drones es una parte importante para contextualizar la ubicación de la propiedad y mostrar las características de las propiedades de lujo, granjas y parcelas más grandes.

Necesitarás invertir en equipo de fotografía e iluminación de alta calidad y en plataformas de edición para asegurarte de que tus fotos muestren la propiedad en su mejor aspecto.

Trabajar con el propietario o la agencia inmobiliaria para garantizar que la casa esté debidamente preparada, limpia y decorada contribuirá en gran medida a garantizar que tus fotos sean las mejores que puedan ser.

6. Agente inmobiliario

Si bien algunos modelos de negocios como house flipping son más novedosos, ser agente ha sido una forma común de participar en la industria de bienes raíces desde que existe el mercado de propiedades moderno.

Cuando te inicies en este sector, debes ser financieramente independiente al menos hasta que cierres la primera venta o alquiler, momento en el que percibirás ingresos. Esto significa que los esfuerzos y los costes de marketing deberás asumirlos por adelantado.

Ser agente inmobiliario puede ser una carrera muy lucrativa, especialmente si desarrollas experiencia en un mercado o nicho en particular.

Cuanto más continúes creciendo y formándote como profesional, más objetivos podrás lograr.

Tener don de gentes te ayudará en gran medida a hacer crecer tu negocio. De hecho, muchos profesionales de este sector son conocidos por tener una personalidad atractiva.

Por otro lado, tener una gran página web de tu negocio, generar de forma constante contenido y gestionar tus redes sociales pueden ayudarte a crear una marca personal potente que compita incluso contra agentes más experimentados.

Empieza tu camino como agente de bienes raíces registrando el dominio perfecto para tu página web

7. Combina ideas de negocios inmobiliarios

Como puedes ver, la industria inmobiliaria ofrece diversas oportunidades para las personas emprendedoras.

Una de las mejores formas de construir un pequeño negocio inmobiliario, sin embargo, es combinar modelos de negocio complementarios.

Por ejemplo, una empresa de gestión de propiedades que ofrece servicios de fotografía puede ahorrar tiempo y esfuerzo a los propietarios. Un agente inmobiliario que también es capaz de producir fotografías de alta calidad ahorrará dinero en marketing y ofrecerá un servicio de valor añadido. Muchos agentes inmobiliarios también actúan como administradores de propiedades. Con su red de contactos, es fácil listar propiedades en alquiler y encontrar nuevos inquilinos de forma continua.

Otros agentes inmobiliarios pueden trabajar como personal shoppers inmobiliarios, informando a los inversores sobre posibles propiedades y conectándolos con vendedores potenciales.

Una cosa importante a tener en cuenta: como agente inmobiliario, tienes un deber fiduciario con tu cliente.

Por eso es esencial que tengas precaución cuando trabajes con inversores o en acuerdos de inversión que puedan beneficiarte directamente. Puede que quieras establecer una política de no hacer acuerdos de inversión con clientes, para asegurar que no haya ninguna pregunta sobre influencia indebida o toma de decisiones en tu nombre.

Muchos inversores eligen decantarse por el house flipping y construir una cartera de alquileres para darles más fuentes de ingresos diversificadas.

Algunos también se convierten en agentes inmobiliarios, lo que les permite entender mejor el mercado y manejar su propia gestión de transacciones, ahorrándoles miles de euros cada año en comisiones de agentes.

Deja que tus intereses y el compromiso de tiempo sean tu guía mientras valoras diferentes formas de mezclar y combinar varios aspectos de la industria inmobiliaria.

Si combinas múltiples formas de ganar dinero en bienes raíces, podrás encontrar el éxito más fácilmente.

Además, tener experiencia y cualificaciones en varios aspectos de la industria te ayudará a resistir mejor las caídas económicas y del mercado diversificando tu negocio.

Por ejemplo, cuando la demanda es baja, puedes querer poner más esfuerzo en el lado de inversión de tu negocio, ya que podrás conseguir mejores ofertas de vendedores frustrados por un mercado lento. Cuando la demanda es alta, puedes aumentar tu trabajo como agente inmobiliario, trabajando con compradores y vendedores para navegar un mercado caliente.

Da el primer paso ahora

Estas son solo algunas de las muchas ideas de negocios inmobiliarios que se han utilizado para crear proyectos sostenibles y rentables.

Tanto si quieres convertirte en agente inmobiliario, propietario o administrador de propiedades, la parte más difícil es dar el primer paso. Comienza a trabajar en tu proyecto hoy para que pueda generar ganancias mañana.

Hay muchos blogs, libros, podcasts y otras plataformas de contenido de expertos disponibles para ayudarte a aprender los entresijos de la industria inmobiliaria. Fórmate y considera tus propias fortalezas y debilidades mientras determinas qué áreas de la industria quieres perseguir.

Valora tus aptitudes, tu tolerancia al riesgo y las necesidades financieras antes de decantarte por una u otra idea

Una vez que te hayas decidido por un camino, promociona tus servicios con una página web orientada a profesionales inmobiliarios. Cuanto antes empieces a crear tu presencia online, incluyendo contenido diseñado para tu nicho de mercado, antes construirás tu credibilidad y tu huella digital.

Finalmente, sal y conoce a los players de tu mercado local. Cuantos más colegas y mentores puedas encontrar, mayores serán tus posibilidades de resistir los altibajos de una carrera en bienes raíces. ¡Es tu momento!

Products Used

DominiosObtén más información