Cómo crear una tienda online en 2024 – Guía completa paso a paso

EcommerceCategoría
lectura de 26 minuto(s)
Stacey Hartman

En esta guía, te acompañaremos a través de todo el proceso de cómo crear una tienda online en tu propia web.

Vamos a tratar desde la generación de ideas de productos hasta la planificación, el lanzamiento y la promoción de tu propio eCommerce.

¡Vamos a ello!

Define a tu público objetivo

Cómo conocer al público objetivo de una tienda online

Sin un mercado objetivo bien definido, tus esfuerzos a la hora de lograr ventas o promocionar tu negocio pueden verse frustrados. A la hora de definir a tu público objetivo, debes tener en cuenta un par de factores.

Identifica datos demográficos clave

Empieza recopilando datos estadísticos relacionados con tu público: edad, sexo, estado civil, nivel educativo, ingresos familiares y ubicación geográfica.

Si vendes un producto relacionado el mundo empresarial, puede que también necesites perfilar los datos profesionales de tus clientes: tipo de trabajo que desempeñan, mercados en los que operan, etcétera.

Recopila datos psicográficos de tus potenciales clientes

También es importante conocer el estilo de vida, los objetivos, los intereses y las aficiones de tus clientes potenciales. Comprender estas cualidades te ayudará a adaptar tus productos a sus necesidades.

Una vez más, lanzar encuestas online puede serte útil para recopilar esta información. Además, también puedes recurrir a estudios de mercado gratuitos de organizaciones como eMarketer, Comscore, Pew Research, Nielsen IQ y Think With Google Research Tools.

Por último, determina los hábitos de compra de tus clientes y sus posibles referencias: ¿navegan por Internet desde el móvil o en el ordenador? ¿Las recomendaciones de sus amigos en las redes sociales influyen en sus decisiones de compra?

Observa cómo interactúan en todos los canales de venta y puntos de contacto posibles con la marca, incluidas las aplicaciones móviles, las apps de mensajería y el correo electrónico.

Conocer a fondo a tu cliente ideal te permitirá lanzar mensajes mucho más específicos y, a su vez, eficaces para tu negocio.

Investiga el mercado y elabora tu catálogo de productos

Análisis previo a crear una tienda online

Vender un producto que destaque es importante. Pero, ¿cómo puedes saber si la gente lo necesita o quiere comprarlo? En primer lugar, puedes preguntar a tus conocidos, familiares y amigos.

Estas son algunas de las preguntas que pueden resultarte útiles:

  • ¿Les gusta tu idea? Si es así, averigua qué características les resultan más atractivas.
  • ¿Qué cambiarían de tu producto?
  • Pregúntales por su experiencia de cliente. ¿Qué servicios harían que destacara frente a otras propuestas?
  • ¿Estarían dispuestos a pagar el precio de tu producto? ¿Cuánto creen que vale realmente?
  • ¿Han comprado productos similares en otros sitios? ¿Qué les ha gustado o disgustado tanto del producto como de la experiencia de compra?

Recopilar este tipo de información es una forma excelente de perfilar el producto antes de venderlo por Internet.

Puedes hacer esta primera investigación informal hablando con amigos y familiares en persona para recopilar información cualitativa, o creando una encuesta online de forma rápida.

Si no sabes cómo lanzarte a este mundo, quizá te interese saber más sobre las mejores herramientas gratuitas y de pago para enviar encuestas online.

Proveedores y logística de los productos de tu tienda online

Una vez tengas claro qué productos quieres vender, debes definir tanto los niveles de stock como los proveedores y las necesidades de almacenamiento físico. Por suerte, hay muchas opciones para quienes se inician en el sector del comercio electrónico.

Vende por Internet tu propio inventario

Si tienes una tienda física, puede utilizarla como almacén de inventario hasta que tu eCommerce vaya despegando poco a poco.

Utilizar el dropshipping para vender sin tener tu propio inventario

Muchas marcas nuevas empiezan a vender sin tener un inventario físico propio.

Gracias al modelo de negocio de dropshipping, puedes actuar como mayorista de los productos que elijas a través de tu tienda online.

Posteriormente, deberás comprar dichos artículos directamente al fabricante para que sea este quien se encargue de hacérselos llegar a tus clientes.

Crea y envía tus productos bajo pedido

Si vendes productos de artesanía, camisetas personalizadas u obras de arte en portales como Etsy, ¿por qué no diriges tráfico a tu propia página web después de haber conseguido tu primera venta?

Puedes incluir un flyer con un cupón promocional para tu propio eCommerce en cada paquete, ofreciendo un descuento para próximas compras.

De esta manera, te quedas con el 100% de los futuros beneficios de los clientes habituales. Y, a su vez, tienes la oportunidad de establecer una relación más sólida y cercana con ellos.

Lo bueno de estos negocios es que sólo tienes que crear y enviar por adelantado lo que vendes. Eso sí, asegúrate de indicar cuánto tiempo debe esperar el cliente para recibir el producto antes de que tome la decisión final de compra.

Ofrece un servicio de suscripción mensual

El modelo de suscripción tiene muy buena acogida dentro del campo del comercio electrónico. De esta manera, la empresa solo tiene que almacenar y enviar las unidades que haya vendido por adelantado cada mes o trimestre, en función de su modelo de negocio.

Un pequeño apunte sobre economía unitaria

Asegúrate de que los productos que decides vender son rentables para tu negocio y valora la economía unitaria. Es decir, los costes directos frente a los ingresos que obtienes por unidad.

De esta manera, la recomendación general es empezar a vender aquellos productos por los que obtienes un margen de beneficio más elevado.

Define tu modelo de negocio

Requisitos legales

Antes de poner en marcha tu negocio, debes elegir el tipo de forma jurídica es la más adecuada. Así, podrás ahorrarte problemas a largo plazo. Además, esta elección te ayudará a la hora de:

  • Proteger tu patrimonio personal.
  • Reducir los impuestos a los que debes hacer frente.
  • Obtener financiación con mayor facilidad.
  • Mantener separadas tus líneas de crédito empresarial y personal.

A continuación, vamos a ver las formas jurídicas más comunes en España.

Empresa unipersonal

Una sociedad unipersonal es una empresa no constituida en sociedad con un único propietario que paga el IRPF por los beneficios obtenidos de la empresa.

La mayoría de las pequeñas empresas se suelen constituir como tal, ya que los costes iniciales son relativamente bajos (y es bastante fácil cambiar la estructura jurídica más adelante).

Algunas de las desventajas que hay que tener en cuenta son la responsabilidad (personal) total por las deudas de la empresa y la mayor dificultad tanto para obtener financiación y vender la empresa.

Sociedad de responsabilidad limitada (SRL)

Se trata de una estructura empresarial que puede combinar la tributación directa de una sociedad colectiva o una empresa unipersonal con la responsabilidad limitada de una sociedad anónima.

Su principal ventaja es que sus activos personales están protegidos de las deudas relacionadas con la empresa. También permite que la empresa tribute como una entidad canalizadora, lo que evita los impuestos de sociedades.

Sociedad Anónima (SA)

Esta forma jurídica es adecuada para empresas más grandes y que buscan financiación pública. Los accionistas tienen responsabilidad limitada al capital invertido. Se requiere un capital social mínimo y se emiten acciones.

Sociedad Cooperativa

Se trata de una entidad en la que los socios colaboran en actividades económicas de interés común. Las decisiones se toman de forma democrática y los socios comparten beneficios y responsabilidades.

Sociedad Laboral

Combina características de una sociedad mercantil con la participación de los trabajadores. Los empleados pueden adquirir parte del capital y participar en la gestión de la empresa.

Crea tu tienda online

Mejores plataformas para alojar una tienda online

Para poder vender a través de tu propia tienda online, necesitarás un plan de hosting, un dominio personalizado, un diseño único, un copy que se adapte a tu marca y unas buenas fotografías o imágenes para vestirla.

La cantidad que puedas invertir en estas partidas depende de tu presupuesto inicial y, como no, de tus habilidades para no tener que delegar buena parte del trabajo.

Elige y registra un dominio y un nombre comercial

Apuesta por nombres cortos y fáciles de recordar. Gracias a nuestro generador de nombres, puedes encontrar el nombre más adecuado para tu tienda online.

Puedes usar extensiones como .shop o .store para tu eCommerce u otras más específicas en base a tu sector (.coffee, .pet y muchas más).

Puedes probar varias opciones de nombre de dominio utilizando el cuadro de búsqueda que aparece a continuación:

Invierte en un hosting y en el diseño de tu web

La mayoría de las plataformas que alojan tu página web pueden poner a tu disposición una amplia variedad de temas para tu página a los que puedes acceder bien de forma gratuita o pagando una cuota mensual.

Un plan de hosting para comercio electrónico se instala de forma sencilla. Además, suele incluir varios temas con un diseño predeterminado para las fichas de producto, el carrito de la compra, procesamiento de pagos y, como no, alojamiento para tu web.

Presupuesto para costes de profesionales creativos -o tiempo para hacerlo por tu cuenta-

Tus clientes quieren ver cómo es tu producto y entender perfectamente sus ventajas antes de añadirlo al carrito. Asegúrate de que tu web contiene textos detallados, descripciones en las fichas de producto y fotografías atractivas.

Tanto si decides contratar redactores y fotógrafos profesionales como si lo haces por tu cuenta, debes presupuestar el tiempo y el dinero necesarios. Pide presupuesto a varios proveedores de servicios y solicita testimonios de clientes para asegurarte de que se ajustan a tus necesidades y a tu presupuesto.

¿Quieres ver lo fácil que es configurar y poner en marcha la tienda online de GoDaddy? Echa un vistazo a este rápido tutorial:

Desarrolla el perfil de precios de tu marca

Cuando elabores el presupuesto para el lanzamiento de tu página web, asegúrate de incluir todos los costes para llegar al resultado final y, a continuación, fija el precio de tus productos en consecuencia.

Tus costes incluirán:

  • La seguridad de tu página web para aceptar pagos (certificado SSL)
  • Gastos de hosting y de la plataforma en la que alojes tu página.
  • Registro del dominio.
  • Cuenta de correo electrónico profesional.
  • Temas, plugins y módulos adicionales.
  • Pasarelas de pago y tarifas de procesamiento de tarjetas de crédito.
  • Publicidad.
  • Gestión de inventario.
  • Gastos de envío.
  • Suministros de embalaje.

Ahora que has identificado a tus clientes, tus productos y el tipo de estructura empresarial que va a utilizar, es el momento de pasar a la creación de tu tienda online.

Crea las categorías de productos

El primer paso es planificar las páginas de producto del eCommerce, agrupando los productos en categorías de fácil navegación.

Haz que tus productos sean fáciles de encontrar

Es importante organizar el inventario de tu tienda online para que la experiencia del usuario sea óptima, sobre todo si tienes un gran catálogo de artículos a la venta.

Empieza por crear un mapa intuitivo de las categorías de tus productos para facilitar y agilizar la navegación. Es similar a cómo organizarías los artículos para que los clientes los encuentren fácilmente en una tienda.

La siguiente es un buen ejemplo de las categorías que podrías incluir en un eCommerce de gafas:

Ejemplo menú de eCommerce

Visita las tiendas online de grandes marcas y las de tus competidores para aprender las mejores prácticas. Así, podrás reproducir la organización por categorías que más encajen con tu negocio en tu propio eCommerce.

Una vez completado ese proceso, tendrás que convencer a los clientes mediante descripciones de producto atractivas para que hagan clic en un artículo, lo añadan al carrito y realicen el pago.

Cuida las descripciones de producto

Los detalles pueden ser decisivos en una transacción de venta. Al no tener un dependiente que pueda resolver las dudas de los potenciales clientes, empieza pensando todas las preguntas que podrían hacerse estas personas en la tienda.

Por ejemplo: ¿de qué material está hecho? ¿Es ecológico y respetuoso con el medio ambiente? ¿Se ha fabricado en la zona? ¿En qué colores está disponible?

Ejemplo de ficha de producto

Sube fotos atractivas de sus productos

Para convertir a un visitante en cliente, tus productos deben tener fotografías de calidad. Si tu presupuesto te lo permite, invierte en un fotógrafo profesional.

No sólo quieres ofrecer a los clientes fotos bonitas de tus productos, sino también ayudarles a imaginarse cómo les quedaría el producto a ellos o en su casa.

Urban Outfitters crea hermosos escenarios para sus productos de lifestyle con el fin de despertar la imaginación de sus clientes.

Fotos de producto

Selección tus productos

A continuación, tendrás que promocionar tus productos en la página de inicio y en otras partes de la web.

Dos de las categorías de productos más habituales son "Los más vendidos" y "Novedades".

Mostrar estos artículos en la página de inicio o en las páginas de categorías de productos te ayudará a aumentar las ventas y a llamar la atención de los clientes habituales sobre los nuevos artículos. Asegúrate de:

  • Empezar vendiendo artículos con un gran margen de beneficio o vender el exceso de inventario.
  • Recopilar valoraciones y reseñas de tus productos durante unas semanas o meses y, a continuación, destacar los mejor valorados.
  • Consultar las analíticas de tu web para encontrar los términos de búsqueda más populares en tu tienda. Colocar esos artículos en la página de inicio ayudará a cerrar esas oportunidades de venta más rápidamente.
  • Consultar tu cuenta de Google AdWords e identificar los términos de búsqueda de productos más comunes y con mejores resultados.

Para mantener tu página actualizada para los clientes más fieles, debes cambiar los productos destacados con regularidad. Y esto es especialmente fácil con el Creador de Tienda Online de GoDaddy.

Decide dónde presentar esos productos en tu web

La página de inicio de tu tienda online es un buen punto de partida para presentar nuevos productos. Suele ser el primer lugar al que llegan los compradores nuevos y recurrentes, y dirige el tráfico directamente a esos artículos, sin necesidad de buscarlos.

Puedes presentar tus grandes productos vertical u horizontalmente, o colocarlos en una presentación de diapositivas. En cualquier caso, asegúrate de que la colocación sea bien visible.

También puedes colocar productos destacados en páginas de categorías y productos para aumentar las ventas y realizar ventas cruzadas.

Por ejemplo, puedes colocar algunos pares de vaqueros destacados en una página de productos de jerséis. O colocar miniaturas de bolsos más caros en la página de producto de un bolso de precio medio.

Incluso puedes aprovechar tu página de agradecimiento, que aparece después de que un cliente haya realizado una compra. Experimenta con diferentes tácticas para descubrir las formas más atractivas de conseguir que los clientes hagan clic en "añadir al carrito" y realicen la compra rápidamente, lo que nos lleva al siguiente tema.

Define la política de devoluciones de tu tienda online

La política de devoluciones debe ser accesible dentro de un portal de comercio electrónico y, como marca, debes asegurarte de que los clientes la lean antes de realizar una compra.

De esta manera, apostarás por la transparencia y te ayudará a evitar cualquier conflicto de intereses de los consumidores en el futuro.

Tus clientes deben poder entender de forma sencilla qué necesitan hacer para devolver un artículo y conocer los criterios de la empresa para decidir si acepta o no dicha devolución.

Elabora la política de privacidad y las condiciones del servicio

Para elaborar la política de privacidad y la condiciones del servicio, es aconsejable que consultes con un abogado profesional. De esta manera, podrás blindar tu marca en caso de que surjan problemas legales.

La política de privacidad y las condiciones de servicio deben estar bien visibles en tu sitio web y explicar el uso que se le va a dar a la información privada de sus clientes.

Apuesta por la honestidad y explica de forma explícita de qué manera gestionará, distribuirá y utilizará la información de sus clientes la marca para generar más confianza.

Define tu política de seguridad

Tu política de seguridad debe detallar lo que hace la marca para proteger la información de pago de sus clientes. Busca una plataforma de comercio electrónico que utilice servidores seguros con SSL y explica a los clientes por qué es necesario. Asegúrate también de que la plataforma está verificada por un servicio de seguridad de terceros.

Cuanta más información puedas proporcionar, más garantías darás a tus clientes de que estás protegiendo sus datos confidenciales.

Conecta una pasarela de pagos

La clave para vender online es ofrecer una experiencia de pago intuitiva y fluida.

Cuando valores las distintas opciones que ofrece el mercado, debes tener en cuenta:

  • ¿La cuenta de vendedor de la plataforma acepta todas las divisas y ofrece certificados SSL
  • ¿Qué formas de pago puedes aceptar a través de su cuenta? ¿Tarjetas de crédito, cheques personales, transferencias bancarias o giros postales?
  • ¿Y PayPal o Stripe?
  • ¿Ofrece tu plataforma una pasarela de pago para verificar, aprobar y procesar cargos en tiempo real?
  • ¿Se integra con la plataforma existente en tu página web?
  • ¿A otros vendedores les gusta o se quejan de la experiencia de compra y pago de la plataforma?

Revisa todas tus opciones y pregunta al proveedor de la plataforma sobre las comisiones asociadas al servicio.

Proceso de compra

A continuación, vas a configurar tus distintas opciones de pago. Comprender e implementar un proceso de compra sin problemas y utilizar las pasarelas de pago adecuadas te diferenciará de tus competidores.

Según 99 firms, "el 30% de los compradores abandonará la compra si tiene que volver a rellenar los datos de su tarjeta de crédito, mientras que el 25% lo hará al tener que volver a introducir la información de envío". Además, muchos de ellos prefieren emplear plataformas que ofrezcan soluciones de pago con un solo clic, de forma que guarden su información de compra para que puedan realizar el pago más rápidamente.

Asegúrate de que tu tienda online ofrece diversos métodos de pago para evitar perder ventas. Además, leer las reseñas que dejan otras personas de tu eCommerce te ayudará a encontrar las mejores plataformas para tu negocio.

Legislación sobre las ventas online

La legislación sobre las ventas online evoluciona constantemente. Revisa que estás cumpliendo debidamente con los requisitos más recientes en torno al eCommerce para evitar posibles problemas en un futuro.

Define la política de envíos

El próximo paso es configurar las opciones de envío. Para ello, debes tener en cuenta factores como:

  • ¿Con qué empresa de transporte vas a trabajar y cuáles son los gastos de gestión?
  • ¿Vas a realizar los envíos en función del peso y la ubicación, o vas a utilizar tarifas planas?
  • ¿Tu forma de envío es adecuada para el tipo de producto que vendes en tu tienda online?
  • ¿Harás envíos locales o nacionales? ¿O ambos?

A la hora de fijar los gastos de envío, recuerda que los precios deben ser razonables -o, si puedes permitírtelo, ofrece envío gratis-.

Además, si tienes una tienda física también puedes ofrecer la recogida en el local -siempre que tus productos lo permitan, claro-.

Lanza tu eCommerce

Ahora, debes desarrollar una estrategia para ofrecer una buena experiencia de compra a tus clientes y asegurar la protección de sus datos personales.

Desarrolla una estrategia

Una vez hayas lanzado tu tienda online, debes responder a los correos electrónicos y las posibles consultas telefónicas de los clientes. Además, deberás actualizar el estado de los pedidos e introducir los datos de envío.

Estos son los factores que debes tener en cuenta antes de abrir una tienda online al público:

  • ¿Cómo enviarás a tus clientes las confirmaciones de envío?
  • ¿Cómo gestionarás las consultas telefónicas y por correo electrónico?
  • ¿Dispondrás de una línea de teléfono comercial independiente?
  • ¿Cuándo y cómo responderás a las preguntas y comentarios en las redes sociales?
  • ¿Te ahorraría tiempo incluir una sección de preguntas frecuentes en tu página web, junto con plantillas de respuestas por correo electrónico?

Testea tu tienda online antes de abrirla al público

Una vez tengas tu eCommerce listo para lanzar, haz muchas pruebas para evitar posibles errores en el proceso de compra -y, por ende, padecer una pérdida de ventas-.

Algunas de las pruebas que debes hacer en tu tienda online antes de abrirla al público son:

  • De funcionalidad: Se trata de comprobar que todas las características y funciones de la página funcionan correctamente, incluidos formularios, enlaces, botones, imágenes y vídeos.
  • Entre navegadores, para asegurarse de que funciona bien y tiene el mismo aspecto en varios de ellos.
  • De usabilidad. Para ello, podemos pedir a amigos o familiares que prueben la interfaz y la experiencia de usuario de la página para asegurarte de que es fácil de usar y navegar.
  • Pruebas de capacidad de respuesta móvil.
  • De contenido, comprobando que es en todo momento preciso, legible y relevante para los potenciales clientes.

Al realizar estas comprobaciones, puedes identificar y solucionar cualquier problema antes de lanzar tu tienda online. Una vez esté todo en orden, debes centrarte en derivar tráfico a la misma.

Promociona tu tienda online

Ahora ya tienes tu página web lista, es el momento trazar una estrategia de marketing para atraer clientes. Vamos a ver algunas de las herramientas que pueden ayudarte a ello.

Redes sociales

Si tu marca se dirige a la Generación Z o a los Millennials, es fundamental que tengas presencia en las redes sociales para atraer tráfico a tu web y aumentar las ventas. Una forma de hacerlo es incluir tu catálogo de productos en las tiendas de las redes sociales.

Además es fundamental que generes contenido de forma regular para conectar personalmente con los clientes y crear expectación sobre tus últimos productos.

Tanto si la experiencia de compra es positiva como negativa, tus clientes pueden acudir a tu perfil para participar, compartir sus opiniones con respecto a los productos e interactuar con tu marca. Además, estas son perfectas para que las marcas se puedan hacer una idea del nivel general de satisfacción de los clientes y de los puntos de mejora.

Apuesta por la publicidad digital

Una vez tengas desarrolladas tus promociones y descuentos temporales, la publicidad online puede ser tu gran aliada para dirigir tráfico a tu tienda online.

Estos son algunos de los principales canales de marketing de pago que utilizan los propietarios de pequeñas empresas.

Anuncios en Facebook e Instagram

Meta ofrece una gran variedad de anuncios basados en imágenes y vídeos que puedes orientar según los datos demográficos, la ubicación geográfica y los intereses psicográficos de tus clientes.

Los anuncios también se pueden comprar en la modalidad de pago por clic o coste por mil (CPM).

Visita las páginas de soluciones publicitarias de Facebook e Instagram para saber cómo empezar.

Google Ads, Red Display y YouTube

Google Ads es una plataforma de publicidad de pago por clic que las empresas utilizan para dirigirse a los usuarios que realizan determinadas búsquedas en Google.

Debes especificar las palabras clave para las que quieres que aparezca tu anuncio y redactar el copy que servirá para llamar la atención de los usuarios en las páginas de resultados del motor de búsqueda (SERP).

Los anuncios de la red publicitaria de Google y de YouTube pueden segmentarse de forma similar. También puedes apostar por los anuncios de display o de vídeo en esta esta red.

Instala los píxeles publicitarios

Los píxeles publicitarios son clave para poder hacer un seguimiento de las campañas tanto en Google como en redes sociales como Facebook o Instagram.

Se trata de un fragmento de código que debes añadir a tu página web para realizar un seguimiento de las conversiones que consigues a través de las campañas publicitarias. Además, también te será útil para optimizar tus esfuerzos publicitarios y permitirte impactar en clientes que ya hayan visto tus anuncios o navegado en tu página web.

Aquí tienes una pequeña guía sobre cómo instalar el píxel de Facebook por tu cuenta.

Optimización para motores de búsqueda (posicionamiento SEO)

Los motores de búsqueda siguen siendo una de las principales fuentes de tráfico para cualquier comercio electrónico. Por eso es fundamental optimizar tu sitio para las búsquedas orgánicas.

Para asegurarte de que tu tienda online se encuentra fácilmente en los motores de búsqueda, consulta esta completa guía SEO para principiantes.

Principales conclusiones

Una vez has planificado todo el proceso, desde la captación de clientes hasta la búsqueda del mejor plan de hosting, la plataforma donde vas a crear tu tienda, el desarrollo de la estrategia de marketing, así como la política de privacidad y de seguridad de los clientes, podrás lanzar tu tienda online.

Asegúrate de estar al día en las leyes de recaudación de impuestos sobre ventas online en todas las ubicaciones en las que vendas y envíes tus productos. Además, actualiza periódicamente tu página de inicio y tu eCommerce con los productos de temporada o los últimos lanzamientos para mostrar las novedades a los clientes recurrentes.

Cuando interactúes con los clientes en las redes sociales y en las páginas de reseñas de productos, muéstrate dispuesto a ayudar en todo momento.

Esperamos que tengas mucho éxito a la hora de lanzar tu nueva tienda online, y te invitamos a volver a nuestro blog siempre que necesites algunos consejos útiles sobre cómo hacer crecer tu negocio.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto cuesta abrir una tienda online?

El coste de abrir una tienda en línea varía mucho en función del tipo de empresa que se tenga.

Una pequeña empresa puede esperar gastar entre 1.000 y 10.000 euros para poner en marcha su tienda, dependiendo de la complejidad de su negocio. Sin embargo, hay otras opciones más económicas -siempre que la hagas por tu cuenta-.

Por ejemplo, con el Creador de Tienda Online de GoDaddy podrás crear tu propio eCommerce por 13.99 euros al mes.

¿Merece la pena crear una tienda en línea?

Tener tu propio portal de comercio electrónico puede ser una muy buena forma de empezar un negocio en Internet, pero decidir si es una buena opción o no depende de varios factores.

Vamos a empezar por la parte más positiva: los beneficios de crear una tienda online. Algunos de ellos son:

  • Tener un mayor alcance, pudiendo llegar a un público más amplio más allá de tu área local. De esta manera, tienes más posibilidades de aumentar tus ventas.
  • Supone unos gastos generales más bajos que una tienda física, ya que no requiere del pago de alquiler, servicios ni gastos de personal. Al menos, en una etapa inicial.
  • Una tienda online está abierta las 24 horas del día, 7 días a la semana. De esta manera, los clientes pueden realizar sus compras cuando quieran -algo que puede tener una repercusión muy positiva en el aumento de las ventas-.
  • Más fácil de escalar, ya que puedes añadir nuevos productos, categorías o características con relativa facilidad.

Además, según nuestras investigaciones los clientes que se animan a elegir crear su tienda online con Páginas Web + Marketing aumentan sus ingresos en más de un 25%.

Además, gracias a los datos de esta misma encuesta en Internet, es fácil entender cómo se consigue este resultado. Es la suma de otras métricas importantes como:

  • Triplicar el volumen de pedidos online con la integración de las redes sociales.
  • Conseguir 6 veces más pedidos gracias a las estrategias de marketing por correo electrónico.
  • Duplicar el tráfico a la web al crear una ficha en Google My Business

Sin embargo, la creación de una tienda online también conlleva algunos retos. Algunos de los más comunes son:

  • Un mercado altamente competitivo. Con tantas tiendas online, puede ser difícil destacar y atraer clientes.
  • Necesitas tener un mínimo de conocimientos técnicos para crear y mantener tu eCommerce, lo que puede suponer una barrera de entrada para algunos empresarios.
  • Los costes de marketing asociados. Para atraer clientes, tendrás que invertir en marketing y publicidad. Algo que, para ciertos perfiles, puede suponer demasiado costoso.
  • Si vendes productos físicos, tendrás que ocuparte de los gastos de envío y logística, que pueden ser complejos y requerir mucho tiempo.

¿Cuál es el beneficio medio de una tienda de comercio electrónico?

Por lo general, se considera que la media se sitúa en un beneficio neto del 10% para las tiendas de comercio electrónico.

¿Cómo puedo crear mi tienda online?

Si quieres lanzar tu propia tienda online, primero tendrás que configurar la plataforma que elijas para alojarla. Además, deberás añadir tu catálogo de productos, crear la página de cada uno de ellos, personalizar el diseño de la interfaz y las funciones de tu eCommerce. No te olvides de configurar también los ajustes de impuestos, las opciones de pago y de envío y testear si existe algún error en tu página web. Y, a continuación, ¡lánzala!

Products Used

Dominios
DominiosObtén más información