Cómo indexar una página web en buscadores de manera sencilla

ConfiguraciónCategoría
lectura de 7 minuto(s)
Leticia Calvo

Cada vez que realizas una consulta a un motor de búsqueda como Google, obtienes como resultado un listado de páginas que pueden dar respuesta a dicha pregunta. Todos estos resultados de búsqueda tienen algo en común: son páginas indexadas. Pero, ¿cómo indexar una web y por qué es importante hacerlo?

Vamos a resolver todas estas dudas a continuación.

¿Qué es indexar una web?

Una web está indexada cuando forma parte del índice de Google. Es decir, que está incluida en el amplio listado de su base de datos y que, por lo tanto, puede aparecer como resultado de búsqueda ante determinadas keywords.

Por este motivo, si acabas de crear una página o has lanzado un nuevo contenido dentro de tu sitio web, es importante que esta sea indexada. Pero, ¿por qué es importante?

Muy fácil: en caso contrario, no aparecerá en las serps por mucho que esté optimizada a niveles de SEO. Como consecuencia, los usuarios y las usuarias sólo podrán acceder a ella escribiendo la dirección exacta en el buscador.

¿Cómo es el proceso de indexación web?

Google funciona como una gran base de datos que organiza los resultados de búsqueda en base a las reglas dictaminadas por sus algoritmos. Sin embargo, para ello debe antes descubrir los contenidos dentro de la red e indexarlos.

El proceso de indexación y posicionamiento tiene tres fases diferentes:

  1. Fase de rastreo. El robot de Google - Googlebot o crawler- rastrea constantemente la red en búsqueda de nuevas páginas o contenidos actualizados que pueda incluir dentro de su índice. Este descubrimiento puede hacerse de forma espontánea a través de los enlaces de las webs que ya tiene indexadas o, bien, con la ayuda de un sitemap.
  2. Indexación de los contenidos, de forma que dichas páginas o contenidos puedan aparecer en los resultados de los motores de búsqueda ante determinadas palabras clave.
  3. Orden y publicación de los resultados en base a los algoritmos de Google, que pretenden mostrar en las primeras posiciones aquellas páginas o resultados que arrojen la mejor respuesta a una query.

¿Cuándo no indexar una página de tu sitio web?

Esto no significa que debas indexar todas las páginas de tu sitio web. De hecho, hay algunas que no debes indexar de manera deliberada si es un contenido que no es relevante en términos de posicionamiento web orgánico.

De esta manera, gracias al archivo robots.txt y podrás indicar qué páginas de un sitio web no quieres que indexen los motores de búsqueda y, así, optimizar al máximo el crawl budget de tu página.

Cómo verificar que una página está indexada por Google[/callout]

Si quieres comprobar el estado de indexación tu página web, ¡es muy fácil! Solo tienes que escribir en la barra de búsqueda de Google el comando site: seguido de la url de tu web.

Pagina web indexada

En este caso, sería algo así:

Además, también puedes verificar a través de Google si una página concreta dentro de tu web está correctamente indexada, cambiando la url que agregas después del comando site. Por ejemplo, así verificamos que nuestra página para buscar nombres de dominios disponibles está indexada.

Ejemplo página indexada

Por otro lado, también puedes hacer esta comprobación sin que tenga que ser forma manual. Solo tienes que acceder a Google Search Console y, en la herramienta de inspección de URL situada en el buscador que aparece en la parte superior de la pantalla, copiar la dirección que quieres revisar.

En caso de que esté correctamente indexada, recibirás este mensaje:

Web indexada correctamente por Search Console

Y, si existen problemas de indexación, recibirás este otro y la posibilidad de solicitar la indexación.

Web no indexada en Search Console

Cómo indexar una página web en Google paso a paso

Si quieres favorecer el proceso de indexación de una nueva página o un nuevo sitio web, Google Search Console puede ser tu gran aliado. Para ello, sigue los próximos pasos:

Da de alta una propiedad en Google Search Console

El primer paso será activar tu cuenta en Google Search Console y dar de alta una propiedad. Incluye el dominio de tu web en el buscador y haz clic en Continuar.

Dar de alta una propiedad en Search Console

El siguiente paso será verificar la propiedad del dominio. Haz clic en “Iniciar verificación” y sigue los pasos que te indica tu proveedor de dominio. Verás que es tremendamente sencillo verificar tu propiedad.

Verificar propiedad del dominio

Una vez tengas activa la propiedad dentro de Search Console, ha llegado el momento de dar el siguiente paso.

Sube el sitemap de tu página web

Un sitemap -mapa del sitio- es un documento .XML que permite conocer la estructura y jerarquía de una página. De esta manera, los rastreadores de Google pueden rastrear e indexar la página y sus contenidos de manera más sencilla.

Para crear el sitemap de tu página web, puedes usar un plugin como Yoast SEO en caso de que tengas tu web en WordPress. Una vez instalado, solo tienes que hacer clic dentro del escritorio de WordPress en el apartado SEO, “General” y buscar “Mapas del sitio XML”. Haz clic en “Activo” y en “Mapa del sitio XML” para consultarlo.

Crear sitemap en Yoast SEO

Cuando se genere, podrás copiar dicha URL, ir a Search Console y, en la opción de Sitemap, pegar la URL y darle a enviar. A partir de ahí, Google tarda un tiempo en procesar dicho sitemap.

Añadir el sitemap en Search Console
Sitemap enviado

Crea el archivo robots.txt

Además, creando el archivo robots.txt podrás facilitarle la labor al Googlebot e indicarle qué páginas debe rastrear e indexar y cuáles no deben aparecer en los resultados de los motores de búsqueda.

Crea contenido y actualiza tu página web

Crear contenido de calidad y actualizar tu web con relativa periodicidad facilita su rastreo e indexación de contenidos.

Recuerda que siempre debes tratar de aportar contenido de valor, evitar contenidos duplicados o copiados de otras páginas y que tenga una relación directa con tu actividad comercial o nicho de especialización.

Apuesta por una estrategia de linkbuilding

Una de las acciones de SEO off page más relevantes es desarrollar una buena estrategia de linkbuilding. Y es que, para Google, los enlaces entrantes de terceros son un factor clave de posicionamiento web. Eso sí: siempre que sean de alta calidad.

Existen plataformas de compras de enlaces pero, además, debes tener en cuenta que el buen contenido llama a los enlaces externos entrantes -o backlinks-. Y, como no, desarrollar una buena estrategia de relaciones públicas digitales también puede ayudarte a ello.

Trabaja el SEO on page

Además de las estrategias off page, debes centrarte en optimizar el SEO on page para facilitar la indexación de la página web. Para ello:

  • Desarrolla una estrategia de enlaces internos que permita a los rastreadores entender la jerarquía de la página y encontrar nuevos contenidos relevantes.
  • Verifica que no existen enlaces rotos o errores 404 dentro de tu web.
  • Valora si estás creando los contenidos apropiados, empleando las palabras clave adecuadas para tu proyecto online.

¿Ya sabes cómo velar por la indexación de tu web?