¿Qué es el SEO on page? Pautas básicas de optimización para tu página web

SEOCategoría
lectura de 11 minuto(s)
Leticia Calvo

Si tienes una página web, es posible que estés trabajando el posicionamiento orgánico para aparecer en los primeros puestos de los buscadores ante búsquedas determinadas. Y, para ello, es vital tener en cuenta el SEO on page.

¿Qué es el SEO on page y para qué sirve?

El SEO on page reúne una serie de acciones de optimización dentro de la misma web destinadas a mejorar el posicionamiento orgánico de la página en los motores de búsqueda.

Gracias a las acciones de SEO on page facilitamos la indexación de los contenidos de una página. También nos aseguramos de ofrecer información relevante para los visitantes y, por lo tanto, una buena experiencia de usuario.

Las estrategias de SEO on site deben complementarse, a su vez, con las acciones de SEO off page. Pero, ¿en qué se diferencian?

¿En qué se diferencian el SEO on page y off page?

Ya lo hemos adelantado: el SEO on page reúne una serie de estrategias cuyo control está completamente de nuestro lado. Y esta es precisamente la principal diferencia con respecto al SEO off page.

Y es que este reúne una serie de acciones de optimización ajenas a una web que contribuyen a mejorar el posicionamiento orgánico de una página.

Por ejemplo, construir una estrategia de linkbuilding que contribuya a la obtención de backlinks de calidad.

Pautas básicas para trabajar el SEO on page de una web

A la hora de trabajar el SEO on page de tu página, debes realizar una auditoría SEO para conocer la situación de la que se parte. Y, posteriormente, trabajar en una serie de optimizaciones en la página para mejorar el posicionamiento orgánico.

Estos son los principales factores que debes revisar a la hora de optimizar el SEO on site de tu página:

  1. Verifica la indexación de tu web.
  2. Revisa la velocidad de carga de tu página.
  3. Valora su correcta visualización desde todos los dispositivos móviles.
  4. Revisa la arquitectura de la web.
  5. Revisa los contenidos de tu página.
  6. Apuesta por los rich snippets.
  7. Optimiza las imágenes de tu web.
  8. Verifica la jerarquización de tus contenidos.
  9. Optimiza las etiquetas Title y Meta Description.
  10. Optimiza las URLs de tu página.
  11. Revisa el enlazado enterno.

Verifica la indexación de tu web

El primer paso es verificar que los motores de búsqueda están indexando tu página. Es decir, que la muestran ante determinadas búsquedas. Para ello, lo más sencillo es realizar una búsqueda del nombre de tu marca y verificar que tu web aparece en los resultados de búsqueda.

En caso contrario, debes indexar tu página para ganar visibilidad online.

Revisa la velocidad de carga de tu página

La velocidad de carga de una página es un factor clave de posicionamiento orgánico y para ofrecer una buena experiencia al usuario.

Hay diferentes herramientas para hacer un test de velocidad web y conocer cuál es el tiempo de carga y qué factores pueden estar afectando al mismo. Y es que, si una página tarda más de 3 segundos en cargar, es probable que el usuario la abandone sin haber visualizado su contenido.

De manera habitual, para optimizar la velocidad de carga de una web podemos optimizar sus imágenes, eliminar código basura o desactivar y eliminar aquellos plugins que estén en desuso.

Valora su correcta visualización desde todos los dispositivos

Otro de los factores SEO es la correcta visualización de la página desde los distintos dispositivos: ordenador, tablet, teléfono móvil…

Para ello, recuerda que:

  • Debes revisar que la página es 100% responsive, se visualiza correctamente desde diversos dispositivos y solventar posibles errores de visualización.
  • En caso de tener tu web con WordPress, elige plantillas ligeras que se adapten perfectamente a todo tipo de dispositivos.
  • Las webs realizadas en Flash no se visualizan correctamente. Si este es tu caso, debes convertir tu página a HTML.

Revisa la arquitectura de la web

La arquitectura web hace referencia a la forma en la que está estructurada en base a la jerarquización de contenidos.

Por lo tanto, en una arquitectura piramidal, el orden de mayor a menor relevancia sería:

  1. Página de inicio o home de la web.
  2. Categorías de página.
  3. Subcategorías.
  4. Entradas del blog o fichas de producto, en caso de que sea una tienda online.

De esta manera, a través del sitemap los motores de búsqueda pueden comprender la estructura de manera sencilla.

Por ello, es tremendamente importante que esta estructura sea lógica, esté bien organizada y sea clara. De manera general, lo ideal es que un usuario pueda acceder a todos los contenidos sin tener que hacer más de 3 clics desde la página de inicio.

De esta manera, los motores de búsqueda entenderán que la página es fácil de navegar para los usuarios. Algo clave para mejorar el posicionamiento orgánico de la web.

Revisa los contenidos de tu página

Seguro que has oído más de una vez que a Google le gustan los contenidos de calidad que respondan a la intención de búsqueda de los usuarios. Pero, ¿cómo puedes asegurarte de ello?

  • Revisa el tiempo en página de los usuarios y la tasa de rebote para tener la certeza de que el usuario permanece en tu página y que, por lo tanto, el contenido que estás creando resulta útil -ojo, que estos valores también pueden estar motivados por otros factores como la velocidad de carga-.
  • Realiza un análisis de palabras clave y revisa que las keywords para las que estás posicionando son relevantes para tu negocio.
  • Revisa los contenidos publicados. ¿Los textos son de calidad? ¿La redacción es natural y la keyword para la que está posicionando está incluida de forma natural? Recuerda que no debes caer en el keyword stuffing, una práctica penalizada por Google.

Apuesta por los rich snippets

Los rich snippets son fragmentos destacados que aparecen en los resultados de búsqueda y que priorizan unos contenidos frente a otros.

Hay multitud de rich snippets: listados, de recetas, de vídeos, de fragmentos de texto, de apps…

Elige aquellos que encajen mejor con tus contenidos e intenta conseguir este fragmento destacado para ganar visibilidad online.

Optimiza las imágenes de tu web

En muchas ocasiones, nos centramos en el contenido escrito sin tener en cuenta que el audiovisual conforma una parte igualmente relevante de la página. Y, como no, de la optimización de SEO on page.

Y es que las imágenes deben:

  • Tener un tamaño optimizado para web para que no ralenticen el tiempo de carga. Cuanto menos pese una imagen, más rápido cargará. Sin embargo, a su vez debe visualizarse correctamente para no generar una mala experiencia de usuario.
  • Apostar por formatos más favorables para los motores de búsqueda: JPG, PNG o GIF.
  • Tener un nombre adecuado al contenido para el que se han ideado. Por ejemplo, incluyendo la palabra clave que se quiere posicionar.
  • Incluir títulos descriptivos y textos alternativos -etiqueta “alt”- a las imágenes, de manera que el motor de búsqueda pueda entender el contenido del archivo fácilmente.

Verifica la correcta jerarquización de los contenidos

Los encabezados (H1, H2, H3, etcétera) son clave para facilitar la estructuración de contenidos. Gracias a la inclusión de títulos y subtítulos, el usuario puede entender mejor la información que se le está presentando. Además, es una manera de facilitar la comprensión de los contenidos de una web para los crawlers de Google.

Esta jerarquización no solo es necesaria para los artículos del blog: también para las distintas páginas que componen la web.

A la hora de optimizar el SEO on page, debes revisar los siguientes factores con respecto a la jerarquización:

  • Revisa que existe un único H1 por página, y que está 100% enfocado a la keyword que quiere posicionar.
  • Verifica que los contenidos están correctamente jerarquizados. Es decir, que tras un H1 hay, al menos, un H2 y no pasamos directamente a un H3.
  • Emplea los H2, H3 -y así hasta H6- para introducir temas secundarios y estructurar el contenido.
  • A nivel de diseño, lo ideal es que el tamaño de las tipografías vaya unido al nivel del encabezado. Es decir, el H1 debe tener un tamaño superior a los H2.

Optimiza las etiquetas Title y Meta Description

Cada vez que realizas una búsqueda en Internet, para cada resultado se muestra un fragmento o snippet de tu contenido. Este snippet contiene tres factores clave para el posicionamiento SEO:

  • El título, incluido en la etiqueta Title -title tag- de cada página.
  • La meta descripción, incluida en la etiqueta Meta Description de cada página.
  • La url (más adelante, veremos que su optimización es clave también para el SEO on page-.

Optimizar el título y la meta descripción es clave para captar la atención del usuario cuando los contenidos se muestran en las páginas de resultados y aumentar el CTR y, por lo tanto, el tráfico web.

Para ello, no te olvides de:

  • Crear títulos atractivos que incluyan la palabra clave que quieras posicionar y con un máximo de 60 caracteres.
  • Al final del título, puedes añadir el nombre de tu marca en caso de que sea tremendamente relevante en el sector para aumentar el CTR gracias al reconocimiento de la misma.
  • Recuerda crear un título y una meta descripción únicos por cada página, ¡no dupliques contenidos!
  • Redacta meta descripciones que permitan entender al usuario de qué manera va a ayudarle el contenido sin superar los 150 caracteres. Puedes acabar incluyendo una llamada a la acción para animar al usuario a tomar acción.

Optimiza las URLs de tu página

Las URLs también se pueden optimizar para SEO. Por ello, no deberías dejar que se creasen de manera automática al publicar una nueva página o entrada de tu blog.

Para optimizar una url, debes tener en cuenta los siguientes factores:

  • Cuida la longitud de la url. De manera general, se deben emplear de 3 a 5 palabras.
  • Incluye la palabra clave que quieras posicionar en la url.
  • No uses caracteres extraños -guiones, símbolos, etcétera-.
  • Elimina las palabras de nexo o vacías de contenido. Por ejemplo, las preposiciones o los adjetivos.
  • Usa guiones para separar las distintas palabras.

 Revisa el enlazado interno de la web

El enlazado interno es clave para facilitar la navegación y mantener al usuario más tiempo visitando una página web. Y, a su vez, colabora a posicionar mejor los contenidos de manera orgánica.

Por lo tanto, este es otro de los factores de SEO on page que debes tener en cuenta. A la hora de revisar el enlazado interno de una página, debes:

  • Tener una estrategia firme de enlazado interno que permita repartir la autoridad entre las páginas que se enlazan. ¿A qué páginas te interesa enviar enlaces internos?
  • Localizar posibles errores 404 y solventarlos.
  • Determinar si es necesario realizar alguna redirección web para mantener tu web al día.
  • Emplea correctamente los enlaces dofollow y nofollow en función de la página a la que estás enlanzando, comprendiendo en todo momento el traspaso de autoridad que conlleva cada uno de estos links.

Trabaja el SEO on page de tu web y mejora tu posicionamiento orgánico

Realizar cada cierto tiempo una auditoría SEO y poder entender qué optimizaciones son necesarias dentro de una web es tan necesario como crear una estrategia de seo off page sólida para mejorar el posicionamiento orgánico de tu web. ¿Ya sabes por dónde empezar?

Products Used

Web HostingObtén más información