“Hay que trabajar duro, esforzarse, ser proactivo y testear sin reinventar la rueda”

HistoriasCategoría
lectura de 10 minuto(s)
Leticia Calvo

La Doctora Valentina Maitin es médico Fisiatra y Rehabilitadora especialista en tratamiento del dolor no quirúrgico. En su día a día se encarga del diagnóstico, tratamiento y prevención de la discapacidad física, funcional y cognitiva, así como de la atención de lesiones agudas o enfermedades crónicas que limiten la movilidad y la capacidad funcional de las personas.

El médico fisiatra o rehabilitador se encarga del diagnóstico, tratamiento y prevención de la discapacidad física, funcional y cognitiva, así como de la atención de lesiones agudas o enfermedades crónicas que limiten la movilidad y la capacidad funcional de las personas.

Hablamos con la Doctora Maitin sobre cómo surgió la idea de iniciar un proyecto independiente de y las oportunidades que brindan los entornos digitales para el sector sanitario.

Entrevista a la Doctora Valentina Maitin

¿Doctora, quién es Valentina Maitin Noguera?

Me gusta verme como una persona polifacética, con muchos intereses diferentes y con facilidad para adaptarme a diversos entornos. Creo que en la curiosidad está la base de mi forma de ser, y con frecuencia las cosas que descubro se convierten en nuevas pasiones; por ejemplo, desde hace muchos años práctico kayak en mar abierto (no en Madrid, claramente), soy practicante y profesora de Hatha y Vinyasa Yoga, me gusta mucho viajar y probar comidas diferentes en cada sitio nuevo que descubro, igual me sucede con los vinos por lo que ya completé el nivel I de Sommelier WSET, hace poco he sacado la licencia de tiro con arco… Estoy casada y tengo dos gatos, Carolina y Giorgio (sí, con nombres de personas) a los que amo mucho.

En lo profesional soy una médico venezolana, graduada de la Universidad Central de Venezuela y he realizado el MIR en Medicina Física y Rehabilitación en España. Tengo más de 13 años de experiencia profesional y actualmente me desempeño como Especialista Adjunto responsable de la Unidad de Columna y de la Unidad de Intervencionismo Ecoguiado del Servicio de Rehabilitación del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, en Madrid.

Durante estos años he desarrollado mi perfil al ejercer en diferentes países, y en varias especialidades como cirugía general, cirugía ortopédica y traumatología, medicina laboral, nutrición clínica y por supuesto medicina física y rehabilitación, lo que me permite dar un enfoque global a la atención de mis pacientes.

Además, me he formado como Perito Médico y Máster en Valoración del Daño Corporal por la Universitat de Barcelona, como experto en Ecografía Músculoesquelética y también como especialista en tratamientos con Ondas de Choque

Eres fisiatra. ¿Qué dolencias tratas? ¿En qué técnicas estás especializada?

Me dedico al tratamiento no quirúrgico del dolor. El médico fisiatra o rehabilitador se encarga del diagnóstico, tratamiento y prevención de la discapacidad física, funcional y cognitiva, así como de la atención de lesiones agudas o enfermedades crónicas que limiten la movilidad y la capacidad funcional de las personas.

Mi actividad asistencial está enfocada en 4 pilares actualmente. En primer lugar, la rehabilitación musculoesquelética, que consiste en diagnosticar y tratar lesiones agudas o crónicas que afecten el aparato locomotor: miembros superiores e inferiores y la columna vertebral. Esto incluye lesiones óseas (fracturas, traumatismos, osteoporosis, cirugías protésicas, amputaciones), lesiones musculares (roturas fibrilares, contusiones), lesiones tendinosas o ligamentosas (roturas, esguinces) y lesiones de nervios periféricos (neuropatías, síndromes del túnel del carpo, ciatalgias) entre muchísimas otras.

En segundo lugar, el intervencionismo ecoguiado, que consiste en realizar técnicas de infiltración local de medicamentos con ayuda de una guía ecográfica, lo que me permite enfocar la terapia al punto doloroso o al lugar de la lesión degenerativa, disminuir las molestias para el paciente (en buenas manos son una técnica sencilla y casi indolora), dar soluciones más rápidas al dolor y con el menor riesgo posible. Se pueden utilizar antiinflamatorios locales (corticoides y anestésico local), ácido hialurónico, plasma rico en plaquetas o toxina botulínica, esta última con mejores resultados en pacientes con espasticidad.

Entrevista a la doctora Valentina Maitin

En tercer lugar, el tratamiento con Ondas de Choque. Se trata de una técnica muy efectiva para tratar lesiones dolorosas del aparato locomotor, heridas crónicas (úlceras) e impotencia funcional, sin necesidad de procedimientos mínimamente invasivos o cuando estos no han dado resultado previamente. Consiste en la aplicación de ondas de choque focales (similares a ondas de ultrasonido, pero mucho más potentes) de forma dirigida a la lesión, para recuperar los tejidos y disminuir el dolor.

Y por último, pero no menos importante, el control del dolor. Consiste en prescribir el tratamiento farmacológico más adecuado para cada paciente, porque ningún paciente es igual a otro y para ello se requiere de una historia clínica y exploración física exhaustivas, además de una valoración global de su situación clínica para poder escoger la mejor opción terapéutica y con los menores efectos secundarios.

¿Cómo y cuándo surgió la idea de desarrollar tu carrera profesional de manera independiente?

Al haber vivido y ejercido la medicina en varios países he podido observar que los pacientes siempre desean un trato muy cercano, un médico más humano, que los escuche y les explique qué sucede con su salud, pero para eso se debe tener un conocimiento amplio de las patologías y entender cómo repercuten en los diferentes sistemas corporales y áreas de la vida del individuo.

Fue entonces cuando entendí que podía ofrecer una consulta médica privada donde tuviéramos el tiempo para escuchar y entender sus necesidades más profundas y así poder ayudar a los pacientes a solucionar sus problemas.

En consulta es imprescindible tener tiempo para escuchar, para preguntar, para explorar, para entender qué pasa con ese paciente y por supuesto para poder explicárselo y ofrecerle soluciones, y cuando trabajas para otras personas no siempre es posible gestionar el tiempo de esa manera.

Por eso después de varios años de experiencia y de trabajar para otros, he decidido que es el momento de ofrecer a los pacientes un espacio con una mejor atención.

¿Cómo fueron los comienzos y qué barreras encontraste a la hora de emprender?

Cuando conviertes una pasión en un negocio, te encuentras que debes aprender a gestionar actividades en las que no estás formado, porque como médico yo nunca estudié nada de marketing, ni contabilidad o negociación con proveedores, entre otras tantas cosas que es necesario conocer.

He tenido que ampliar mis conocimientos en muchas áreas y sobre todo aprender una nueva metodología de trabajo más ágil. Esto ha significado para mí entender que hay que comenzar a testear cosas, validar suposiciones, utilizar métricas bien definidas a priori.

Por ejemplo, antes de comprar un ecógrafo o una máquina de ondas de choque que representa una inversión de decenas de miles de euros up front sin saber si llegarían pacientes a consulta, he decido conseguirlas en alquiler y testear primero mi capacidad de adquirir nuevos pacientes. Claramente ningún comienzo es fácil pero el esfuerzo siempre tiene su recompensa.

¿Ha cambiado mucho el proyecto desde entonces? ¿Cómo es ahora?

Aunque este proyecto lleve pocos meses en marcha, siempre me he sentido como el capitán de un barco a vela en tempestad… Con muchísima frecuencia suceden cosas que no esperas o recibes consejos que pueden desviar tu atención, aunque otros te pueden ayudar a redirigir el rumbo, pero intento siempre mantener la ruta inicial.

Háblanos de tus pacientes. ¿A quiénes te diriges, fundamentalmente?

A todos aquellos pacientes que tienen dolor y que no desean una solución quirúrgica a priori, y de ellos me dirijo a quienes valoran un trato cercano, con un tiempo de consulta razonable, y que desean obtener una explicación clara de su proceso de salud y acompañamiento durante su tratamiento.

Entrevista a la doctora Valentina Maitin

La medicina física y la rehabilitación es una especialidad médica muy versátil porque atendemos pacientes de todas las edades, pero en mi caso mis pacientes van desde los adolescentes hasta los de más de 99 años….

Todas las personas, salvo contadas excepciones, que tengan dolor por cualquier causa: deportistas, trabajadores de cualquier área, amas de casa, adultos mayores, lesionados medulares, pacientes amputados con o sin prótesis, pacientes con secuelas de ictus, traumatismos craneoencefálicos o algunas enfermedades neurológicas pueden acudir a mi consulta.

¿Y el tratamiento estrella?

El tratamiento estrella es una combinación de un trato médico muy cercano, amable y cuidadoso con técnicas de intervencionismo ecoguiado (las infiltraciones) o bien tratamientos con ondas de choque, porque son técnicas efectivas, con mucha evidencia científica, altamente resolutivas y con escasos o ningún efecto secundario.

¿Cuál sería tu sello de distinción? Ese que hace que te elijan frente a otros profesionales de tu mismo campo.

La empatía y poder entender al paciente como un todo y no ver únicamente su dolencia como un problema aislado.

En consulta no sólo se debe establecer el diagnóstico y el plan de tratamiento, también es importante identificar las causas que originan ese problema de salud para que el paciente pueda adoptar las medidas necesarias a fin de que no se repita el proceso patológico o al menos disminuir sus consecuencias.

¿Hace cuánto tiempo tienes tu página web?

El dominio lo tengo hace 3 o 4 años porque siempre he tenido en la mente que en algún momento quería dar el salto al emprendimiento, pero sólo hace pocos meses he montado la web Maitin.es.

Entrevista a la doctora Valentina Maitin

¿Por qué elegiste GoDaddy para digitalizar tu consulta?

Por un lado, por referencia de amigos y familiares. Por otro, por su reputación ya que en América Latina y España es muy reconocida. Y, por último, porque tiene todas las herramientas que necesitaba, como por ejemplo el hosting para mi WordPress, el registro del dominio, el certificado SSL para asegurar las transacciones y el correo electrónico profesional.

¿Te ha ayudado tener una web a la hora de darte a conocer e impulsar tu actividad profesional?

Si, tanto pacientes como otros colegas me han referido haberla visto sin que yo se las hubiese recomendado, y les ha encantado. Incluso me ha permitido establecer algunas partnertships y ha sido argumento de conversación en alguna comida de trabajo.

¿Algún consejo para quienes se estén planteando emprender?

Hay que ser un apasionado del proceso de emprender más que del resultado final porque es la única manera de mantener la ruta de tu barco. Hay que trabajar duro, esforzarse, ser proactivo y testear, testear, testear ... sin reinventar la rueda.