“Durante estos meses de confinamiento, hemos aprovechado para reinventarnos en el mundo online”.

HistoriasCategoría
lectura de 5 minuto(s)
Leticia Calvo

Cristian Esquen es un emprendedor licenciado en Derecho y con una maestría en Comercio Internacional.

Durante su vida profesional decidió enfocarse en el sector de la cosmética montando clínicas, investigando sobre productos, ingredientes y la aparatología, entre muchos otros asuntos.

Este joven emprendedor tiene cuatro clínicas estéticas en Madrid y, además, se dedica a la formación.

Un día se dio cuenta de que en sus centros no tenían un producto cosmético que cumpliera sus expectativas y necesidades. Por este motivo, el año pasado comenzó una extensa búsqueda de productos y marcas, y es ahí donde conoció a Onmacabim, una marca de cosmética líder en Israel.

No lo dudaron, y al ver su calidad decidieron importarla a España. Desde ese momento, Cristian es el distribuidor oficial de Onmacabim en España.

"Es indudable que los recursos online han llegado para quedarse y durante estos meses de confinamiento, hemos aprovechado para reinventarnos. Las clases las hemos hecho online, hemos actualizado nuestras redes sociales y la página web".

Entrevista a Cristina Esquen, distribuidor oficial de Onmacabim en España

  1. Hola, Cristian. ¡Encantada de conocerte! Cuéntanos un poco más sobre ti.

¡Hola! Me llamo Cristian Esquen y soy licenciado en Derecho. Además, tengo una maestría en Comercio Internacional. Soy emprendedor, y me enfoco al sector de la Estética. En un inicio me centré en fundar clínicas estéticas, aunque he aprendido también a conocer los productos y la aparatología necesaria. Este sector mueve mucho dinero al año, y por las oportunidades que ofrece me he decidido a enfocarme al mismo.

  1. ¡Toda una apuesta! Y ahora cuéntanos un poco: ¿cómo y cuándo surgió el proyecto de Onmacabim? ¿Y cómo elegisteis su nombre?

El proyecto surgió el año pasado. Nosotros tenemos cuatro clínicas estéticas en Madrid en las que nos dedicamos a la formación, y nos dimos cuenta de que no teníamos a nuestro alcance un producto que cumpliese con nuestras expectativas. Es decir, que nos diese la oportunidad de individualizar el tratamiento de los pacientes.

Con el objetivo de encontrar un producto que cubriese estas necesidades, empezamos un proyecto de búsqueda a nivel global, sobre todo enfocado en países de larga trayectoria en el sector como Israel y Corea del Norte.

Fue así como dimos con Onmacabim e iniciamos el período de negociación para distribuir la marca en España.

  1. Además de Onmacabim, has emprendido otros proyectos. Cuéntanos, ¿cómo fueron tus comienzos como emprendedor?

Hace ya 10 años que empecé como emprendedor. Como muchos empresarios, abrí negocios durante la crisis financiera que más tarde tuve que cerrar. Sin embargo, gracias a la perseverancia y al sacrificio la cosa ha cambiado. Además, me he dado cuenta de que es imprescindible buscar la excelencia en el trabajo para lograr el éxito.

  1. Y hablando de baches, ¿cómo ha afectado la crisis sanitaria a causa de la COVID-19 al negocio? ¿Habéis tenido que tomar alguna medida para reinventaros?

No podemos negar que ha afectado. De hecho, nosotros hemos tenido una reducción de aproximadamente un 40% en los centros. Por suerte, hemos conseguido mantenernos gracias al hecho de tener una mayor amplitud de territorio que un centro estético y a distribuir una marca competitiva.

Además, nos ha servido para reinventarnos. En el confinamiento hemos empezado a desarrollar la marca Onmacabim en España gracias a las formaciones online, presentaciones de los productos, recomendaciones a nivel nacional a todos los centros, etcétera.

Entrevista a Onmacabim
  1. Hablemos ahora de la trayectoria online del proyecto. ¿Hace mucho que tenéis la página web?

No demasiado. Empezamos con las páginas web de las otras 3 clínicas a comienzos del 2020.

  1. ¿Por qué decidisteis abrir esta versión del negocio?

Con el objetivo de darnos a conocer y hacernos más fuertes en nuestro sector. Nosotros cubrimos todos los aspectos del sector, desde producto a centro y formación a nivel profesional. Por este motivo, queríamos tener una página web que nos permitiese sacarle el máximo rendimiento a nuestro modelo de negocio.

  1. ¿Considerarías que la página web os ha ayudado en la crisis sanitaria a causa de la COVID-19? ¿Y antes de la pandemia?

Es innegable que el futuro es digital: las redes sociales y las páginas web han venido para quedarse.

En mi opinión, esta crisis sanitaria ha adelantado el futuro: una mayor presencia de formaciones online y de contenidos en redes sociales. Nosotros somos muy conscientes de la importancia de la digitalización para el crecimiento de una empresa.

Además, gracias a Páginas Web + Marketing las personas que no son especialistas en el campo del diseño web tienen a su disposición una herramienta que te ayuda a plantear la estructura de la página de forma interactiva y tener una web profesional en pocos minutos.

Entrevista a Onmacabim

Por otro lado, nosotros ya éramos conscientes de la importancia de tener una web antes de la pandemia. Es una forma de dar visibilidad. De hecho, muchos clientes buscan información acerca de la marca o de los productos, y es imprescindible tener presencia en internet.

Aquellas empresas que no tengan visibilidad online están condenadas a desaparecer.

  1. ¡Vemos que lo tenéis muy claro! Y entonces, ¿por qué elegiste GoDaddy cómo plataforma para alojar y crear la página web de Onmacabim?

Había pasado por otras empresas de la competencia, pero no me había terminado de encajar su propuesta. Sin embargo, con GoDaddy estuve satisfecho con la relación calidad precio. Además, el equipo de soporte está siempre disponible y han tenido respuestas muy acertadas cuando me he puesto en contacto con ellos. Por último, me gusta mucho el desarrollo del Creador de Páginas Web. Es intuitivo y muy sencillo.