Qué es la curación de contenidos y cómo hacerla paso a paso

MarketingCategoría
lectura de 9 minuto(s)
Leticia Calvo

¿Alguna vez has sentido FOMO por no poder consumir todos los contenidos que se comparten día tras día en Internet? Blogs, newsletters, podcasts, vídeos o contenidos en redes sociales son solo algunos de los formatos en auge que emplean las marcas y quienes se dedican al contenido de forma profesional para llegar a su audiencia.

Y, precisamente en este entorno digital masificado, cobra mucha relevancia la curación de contenidos.

Pero, ¿para qué sirve la content curation? ¿Qué tipos existen y cómo realizar una correcta curación de contenidos paso a paso? ¡Vamos a resolver todas estas dudas a continuación! Empezaremos por lo más básico: el concepto.

¿Qué es la curación de contenidos? Significado

Por definición, la curación de contenidos consiste en buscar, seleccionar, filtrar, organizar y difundir contenidos generados por terceros que pueden ser de interés para el público objetivo de una marca, agregando un valor añadido.

La content curation se enmarca en las estrategias de inbound marketing, y la persona encargada de la curación de contenidos se denomina content curator o curador de contenidos.

El content curator no solo busca y selecciona la información en diferentes medios como blogs, páginas web, podcasts o redes sociales. También es capaz de organizarla y aportarle un valor añadido a la audiencia de la marca mediante su difusión. Y, por último, de medir qué resultados ha obtenido dicha difusión de cara a encontrar nuevos insights y optimizar las estrategias de contenido en un futuro.

¿Para qué sirve la curación de contenidos? Principales beneficios

Pero, ¿por qué una marca o un creador o creadora de contenidos querría optar por la curación en lugar de crear contenido propio?

¡Muy fácil! Estos son los beneficios que aporta la content curation a las marcas:

  • Conectar su audiencia, descubriéndoles inspiración o contenidos que son de su interés y luchando contra la temida infoxicación.
  • Llegar a más personas, aumentado el tráfico a tu página web y la posibilidad de conseguir leads que puedan convertirse en futuros clientes de la marca.
  • Generar una audiencia fiel, en caso de que la difusión se realice con cierta periodicidad, y con potencial de crecimiento. Por ejemplo, una newsletter semanal.
  • Como herramienta de branding, pues contribuye a potenciar tu autoridad como especialista dentro del sector.
  • Aumentar la visibilidad de la marca en entornos online y fomentar el networking con especialistas de renombre del sector.
  • Indagar y buscar inspiración para la creación de contenidos propios.
  • Crear contenidos es costoso en recursos y en tiempo. Por lo tanto, la curación de contenidos es una forma de hacerlo de manera más económica y asequible. ¡Ojo! Eso no quiere decir que sea fácil: entender qué necesidades tiene nuestra audiencia y generar un contenido de valor en base creado previamente por un tercero no es nada sencillo.

Ahora que conoces todas las ventajas de realizar una correcta estrategia de curación de contenidos, vamos a ver qué fases debe seguir un content curator para definirla.

Cómo hacer una estrategia de content curation paso a paso

A la hora de lanzar una estrategia de curación de contenidos, puedes seguir esta metodología paso a paso:

  • Conocer a fondo al público objetivo de la marca, entendiendo qué intereses tiene tu audiencia, qué plataformas emplea para consumir contenidos y qué tipo de contenidos podrías difundir que generen interés.
  • Entender, a su vez, qué enfoque comunicativo quieres darle a la estrategia de curación de contenidos de tu marca.
  • Buscar y seleccionar información en diferentes canales, encontrando contenidos de calidad que tengan pocas posibilidades de haber sido consumidos con anterioridad por tu público objetivo.
  • Filtrar esta información y ordenarla en base a distintas temáticas que te gustaría tratar dentro de la estrategia. Al fin y al cabo, crear un calendario editorial puede resultarte tremendamente útil en este caso.
  • Generar el contenido propio en base a los contenidos curados. Para ello, debes definir cuál va a ser la estructura y de qué manera vas a agregar un valor añadido a los contenidos que has seleccionado para compartir con tu audiencia.
  • Difundir estos contenidos tras su elaboración. ¿En qué canales vas a estar presente? Ten en cuenta las preferencias de tu audiencia para elegir entre redes sociales, el correo electrónico, los contenidos en vídeo o el propio blog de la marca.
  • Realiza un seguimiento de los resultados que has obtenido a partir de esta difusión. Así podrás conocer en profundidad al público al que te diriges y tener en cuenta estos insights a la hora de definir futuras estrategias de curación de contenidos. Por ejemplo, qué contenidos tienen más alcance o cuáles tienen unos mejores resultados de engagement.

Las 5 mejores herramientas para tu estrategia de content curation

La curación de contenidos no es una tarea sencilla, y menos cuando hablamos de contenidos digitales. Cada día se publica un volumen muy amplio de contenidos de diferentes temáticas, así que es complicado gestionar este volumen adecuadamente para localizar los más valiosos, ordenarlos y no caer en la infoxicación.

De forma manual, siempre puedes optar por navegar y buscar contenido en redes sociales en torno a la temática en la que quieres profundizar. O, si lo prefieres, configurar unas alertas de Google que puedan avisarte de los contenidos que se publiquen en torno a tu sector.

Sin embargo, por suerte existen otras herramientas que pueden ayudarte en esta labor. A este respecto, podemos encontrar distintos tipos de apps para la curación de contenidos:

  • Aplicaciones para buscar y filtrar contenidos.
  • Apps para programar y difundir dichos contenidos.
  • Herramientas de monitorización de resultados.

A lo largo de su labor, el content curator deberá emplear una que se encuentre en cada una de estas tres categorías. Recuerda que su labor no acaba en la difusión de los contenidos de terceros, sino que a esta fase debe sumarse la monitorización de los resultados.

A continuación, vamos a ver algunas apps de cada una de estas categorías. Estas son las 6 mejores herramientas para gestionar contenidos:

Vamos a ver cada una de ellas con más detenimiento.

Feedly

Feedly es la herramienta por excelencia para la curación de contenidos. Permite buscar y seleccionar los contenidos relevantes en webs, blogs, Twitter y newsletters sobre una temática determinada. Además, gracias a la Inteligencia Artificial permite ir afinando las notificaciones e ir eliminando el ruido de manera progresiva.

Este agregador de noticias es perfecto tanto para la curación de contenidos como para estar a la última en novedades del sector.

UpContent

UpContent es una app que permite filtrar contenidos de interés para tu audiencia, seleccionándolos en función del nivel de influencia y el grado de compatibilidad con tu target. Además, permite programar publicaciones en perfiles de redes sociales para poder difundirlos de manera sencilla.

Pocket

Pocket es una app que permite crear una biblioteca digital en la que guardar todos los contenidos que te resulten interesantes de blogs, webs, redes sociales -YouTube, Twitter- u otras apps de curación de contenidos como Flipboard o Feedly.

Content Gems

Otra herramienta muy empleada para recibir alertas en tu correo con los nuevos contenidos sobre una temática concreta es Content Gems. A partir del filtrado en base a tus preferencias concretas en cuanto a los contenidos que te resulten relevantes, podrás recibir aletas diarias en tu correo.

Metricool

Metricool es una herramienta muy útil para la difusión de contenidos ya curados, pues permite programar publicaciones en diferentes redes sociales como Twitter, Instagram, Facebook, Twitter, LinkedIn, TikTok o Pinterest.

Al igual que Buffer, una de las principales apps que pueden hacerle la competencia, permite medir los resultados que ha obtenido cada publicación para conocer qué contenidos han funcionado mejor.

BuzzSumo

BuzzSumo es una app que permite monitorizar cuáles son los contenidos más relevantes en términos de engagement en redes sociales, analizar qué contenidos están funcionando dentro del sector y qué perfiles están compartiéndolos. Así, podrás tener una visión general de las tendencias dentro de una temática en concreto filtrando por ubicación, idioma o tipo de contenido.

Ejemplos de curación de contenidos

Ahora que ya conoces que es la curación de contenidos y cómo se realiza una estrategia de content curation paso a paso, ¿te falta algo de inspiración?

A continuación, vamos a ver una serie de ejemplos reales de creadores de contenido que han desarrollado una estrategia de éxito de curación:

  • Ecommpills es una newsletter semanal de Jaime Mesa, experto en el sector del comercio online que, cada domingo, envía una recopilación de novedades en el sector, herramientas potentes para tu propia tienda online o eCommerce de nicho que no te van a dejar indiferente.
  • AM, un podcast diario que se publica en exclusiva en Spotify de lunes a viernes con una selección de noticias de actualidad. Un formato nació a raíz de la Kloshletter, la newsletter de actualidad firmada por la periodista Charo Marcos.
  • Quizá el ejemplo más sencillo son las cuentas de Instagram dedicadas a la curación de contenidos sobre una temática concreta. Por ejemplo, esta cuenta dedicada a las tiny homes acumula más de 1 millón de seguidores.

Products Used