¿Qué es el marketing social y cómo implementarlo en tu negocio?

MarketingCategoría
lectura de 8 minuto(s)
Leticia Calvo

El marketing social da un giro de tuerca al fin último de las estrategias de mercadotecnia: se centra en mejorar un aspecto de la sociedad en la que opera.

Pero, ¿qué se entiende por marketing social? ¿Cómo aplicarlo en un negocio y cómo medir sus resultados?

Veamos todos estos aspectos a continuación.

¿Qué es el marketing social?

El marketing social engloba una serie de técnicas de marketing cuyo objetivo es dar visibilidad a una causa social, proponiendo soluciones a dichos problemas y llevando a los usuarios y las usuarias a la acción.

El término tiene su origen en los años 70 del pasado siglo XX, cuando Philip Kotler y Gerald Zaltman propusieron emplear técnicas de marketing para promocionar campañas con fines sociales.

El marketing social está ligado en su fin último, en parte, a las políticas de Responsabilidad Social Corporativa. Algo que, inevitablemente, permite que los potenciales clientes puedan sentirse un vínculo más emocional con la marca.

Probablemente, a su vez, a través de estas acciones la visibilidad de la marca se incrementará y mejorará su imagen de marca. Y, por ello, es probable que mejoren los resultados de negocio a largo plazo.

Por qué es importante el marketing social

 Cada vez más, las personas tienen en cuenta factores que van más allá del precio a la hora de realizar una compra. En la actualidad, las empresas deben ser responsables socialmente y aportar valor a la sociedad en la que operan. Las empresas

Y en este caso, desarrollar una estrategia de marketing social permite que las personas puedan percibir la compañía como una entidad empática y un agente del cambio en positivo hacia la sociedad.

Estas son algunos de los principales beneficios de las estrategias de marketing social:

  • El fin último está ligado al beneficio de la sociedad en la que opera.
  • Permite crear un vínculo emocional entre los usuarios y usuarias y la empresa, mejorando la percepción que tienen las personas de la misma.
  • Este vínculo emocional permite posicionar a la empresa en un lugar preferente en la mente del consumidor y, por lo tanto, mejorar los resultados económicos de la misma a largo plazo.

Sin embargo, no todo van a ser ventajas. La falta de resultados a corto plazo y la posibilidad de recibir críticas dado el claro posicionamiento de la empresa sobre un problema social son las principales desventajas asociadas a estas campañas.

¿Cómo funciona? Principales áreas

Para desarrollar una estrategia de marketing social, la empresa no debe centrarse únicamente en identificar y hacer visible una causa: debe formar parte de la transformación.

Para ello, debe posicionarse claramente con respecto a dicho problema social, desarrollar posibles acciones destinadas a mejorarlos o solventarlos e invertir en ellas.

A este respecto, debe hacer esfuerzos de marketing en tres áreas diferentes:

  • Dentro de la propia empresa, de manera que se impulse la concienciación y el cambio en el núcleo de la misma corporación. Es el conocido como marketing social interno.
  • A la hora de dar a conocer estas acciones al público, empleando para ello diferentes estrategias y acciones para aumentar la visibilidad de la campaña, la relevancia de la misma y la postura que adquiere la empresa en torno a esta acción. Estas acciones se engloban dentro del marketing social externo.
  • Orquestando el cambio, de manera que los usuarios sean parte activa del movimiento y su voz sea escuchada por parte de la empresa. En esta ocasión, podemos englobar estos esfuerzos dentro del marketing social interactivo.

Gracias a las redes sociales y las plataformas online, estas acciones se han vuelto más accesibles que nunca.

Crea tu propia página web en menos 1 hora con el Creador de Páginas Web de GoDaddy

Cómo hacer una estrategia de marketing social paso a paso

Tras conocer qué se entiende por marketing social y cómo funciona, ¿crees que una estrategia de esta índole encaja dentro de los objetivos de tu empresa? ¡Vamos a ver cómo puedes desarrollarla para tu negocio!

Para implementar una estrategia de marketing social, sigue los siguientes pasos:

  1. Identifica un problema social relevante para tu público objetivo.
  2. Documéntate acerca de la causa social elegida.
  3. Aporta una solución a dicho problema.
  4. Establece los objetivos de tu estrategia de marketing social.
  5. Define las acciones de tu empresa.
  6. Desarrolla un plan de comunicación para tu campaña de marketing social.
  7. Mide los resultados de tu campaña.

Vamos a ver cada una de estas fases en detenimiento.

Identifica un problema social relevante para tu público objetivo

Hay multitud de causas en las que merece la pena poner nuestro granito de arena. Sin embargo, a la hora de desarrollar tu estrategia de marketing social debes elegir una problemática que esté relacionada con tu ámbito de actuación y que sea afín a tu público objetivo.

Por ejemplo, compensar el impacto que tiene la actividad de tu empresa en el medio ambiente. Este es el ejemplo de Wetaca, una empresa de comida preparada a domicilio que realiza donaciones de alimentos a bancos de alimentos y recogen de los océanos la misma cantidad de plástico que generan para realizar sus envíos.

Documéntate acerca de la causa social elegida

A la hora de trazar una estrategia de marketing enfocada a solucionar o mejorar un problema concreto a nivel social, debes documentarte acerca del mismo. Recaba información acerca de la magnitud del problema, sus causas y sus consecuencias.

Además, debes conocer las posibles medidas que se están llevando a cabo, quién las está ejecutando, qué cabos sueltos existen, qué repercusión están teniendo y qué aspectos podrían mejorarse o abordarse de otro modo.

Aporta una solución a dicho problema

Ahora que ya has identificado la causa social en la que tu empresa debe colaborar y conoces de primera mano qué soluciones se han propuesto hasta el momento, es el momento de proponer nuevas alternativas.

Identifica cuáles son los recursos de los que dispones y ponte manos a la obra. Para ello, puedes hacer un brainstorming de posibles nuevas soluciones y ver las distintas opciones que puedes barajar como empresa para poner tu granito de arena.

Establece los objetivos de tu estrategia de marketing social

Como marca, lo primero que debes definir son los objetivos de tu estrategia. ¿Qué quieres conseguir? ¿Cuál es el fin último?

Ahora que ya conoces el problema en el que te quieres involucrar y las mejores soluciones para ponerlas en práctica, debes determinar cuáles son los KPIs de tu estrategia. Solo así podrás determinar cuál ha sido el resultado de la misma e implementar mejoras en futuras ocasiones.

Define las acciones de tu empresa

Teniendo en cuenta los objetivos de la campaña y las posibles soluciones definidas para la causa social en concreto, es el momento de definir las acciones que vas a llevar a cabo como empresa.

Para ello, puedes contar también con la ayuda de otras marcas que estén en consonancia con tus valores como empresa.

Los partnerships son muy efectivos a la hora de lograr mejores resultados en el mismo tiempo y, como no, para aumentar el alcance de las campañas de marketing social.

Desarrolla un plan de comunicación para tu campaña de marketing social

Si bien es cierto que el fin último de estas campañas no es el de comercializar productos o servicios, desarrollar una estrategia de comunicación que colabore a aumentar la visibilidad y el alcance de la campaña y a animar a los usuarios a pasar a la acción es vital.

Para ello, debes:

  • Definir en qué canales vas a comunicar dicha acción.
  • Preparar los materiales necesarios para cada uno de los canales de comunicación.
  • Determinar si vas a realizar campañas publicitarias para llegar a más usuarios y en qué plataformas las vas a desarrollar.

Una vez lanzada la campaña, solo queda realizar un correcto análisis de los resultados.

Mide los resultados de tu campaña

Ahora que ya la has lanzado, solo queda medir qué resultados has obtenido para conocer cómo ha funcionado tu campaña y cuál ha sido el retorno de la inversión realizada.

Como ves, los pasos para lanzar una campaña de marketing social son muy parecidos a los del marketing comercial. La gran diferencia está en el fin último de la campaña.

Descubre una causa social acorde a tu empresa, define los objetivos de tu estrategia y manos a la obra. ¿De qué manera puedes hacer del mundo un lugar mejor con tu trabajo?

Products Used