¿Cómo hacer un análisis del macroentorno de una empresa?

EmprenderCategoría
lectura de 8 minuto(s)
Leticia Calvo

El macroentorno de la empresa afecta a su actividad comercial. Pero, ¿cómo hacer un correcto análisis del mismo? ¿Qué le diferencia del microentorno y cómo podemos determinar qué variables son relevantes para nuestro negocio?

Vamos a ver todos estos detalles a continuación. Pero antes empecemos por lo más básico: ¿qué entendemos por macroentorno de una empresa?

Da el salto online con tu negocio y crea tu propia página web profesional con Páginas Web + Marketing de GoDaddy. ¡Empieza gratis!

¿Qué es el macroentorno de una empresa?

El macroentorno de una empresa engloba a una serie de variables ajenas a la corporación que afectan a su actividad comercial, así como al resto de las empresas del sector e incluso a la sociedad en su conjunto que opera en el mismo contexto.

Se trata, por lo tanto, de factores que escapan a su control pero que la empresa sí debe conocer y tener en cuenta a la hora de plantear su estrategia y marcarse unos objetivos con respecto a su negocio.

Diferencias entre macroentorno y microentorno

Para la empresa es vital conocer a fondo el entorno en el que opera. Y, dentro del mismo, podemos distinguir entre macroentorno y microentorno.

Ambos términos hacen referencia a variables y factores ajenos a la empresa pero ¿en qué se diferencian?

El microentorno engloba a variables o entidades más próximas a la empresa, de manera que tienen una vinculación cercana a la misma. En este caso, la corporación no puede actuar directamente sobre ellas, pero sí puede influir de manera directa.

Algunos de los factores más comunes del microentorno son los proveedores, las empresas de la competencia, las corporaciones distribuidoras de los productos, los líderes de opinión y los intermediarios financieros.

Por el contrario, el macroentorno engloba aquellos factores sobre los que la empresa no tiene una vinculación directa a pesar de que sí influyen en su actividad comercial. Estos afectan al conjunto de la sociedad, pero la empresa no tiene la capacidad de influir en los mismos.

Algunos de los factores que podemos englobar dentro del análisis del macroentorno son las características demográficas, las variables económicas, la situación política de país, el entorno legal en el que opera, los factores tecnológicos y los factores culturales.

Más adelante veremos en profundidad cómo realizar un análisis del macroentorno de una corporación. Pero, antes, vamos a determinar por qué es útil realizarlo para cualquier corporación.

¿Cuál es la importancia del análisis del macroentorno de una empresa?

Ya lo hemos adelantado: estas variables de la macroeconomía escapan del control de la empresa. Sin embargo, realizar un correcto análisis del macroentorno es vital para la corporación a la hora de:

  • Encontrar posibles amenazas y poder anticiparse a las mismas, evitando de esta manera una repercusión mayor en su negocio.
  • Tener una mayor capacidad de adaptación al cambio, pisando sobre seguro.
  • Detectar nuevas necesidades en el mercado. Es decir: es una buena manera de encontrar posibles oportunidades para la empresa.
  • Tener una foto de la situación en la que opera la empresa es vital para crear tu estrategia y, como no, su plan de marketing. Así podrás facilitar la toma de decisiones y potenciar el crecimiento en base a los insights obtenidos en la investigación.
  • Mejorar la gestión de los recursos de la empresa y permitir alinear los mismos hacia un objetivo marcado en base a la obtención de información del entorno en el que opera.

Ahora que ya conoces cuál es la importancia de realizar un correcto análisis del macroentorno, vamos a ver cómo hacerlo.

Análisis PESTEL: la mejor herramienta para conocer el macroentorno de la empresa

El análisis PESTLE es una herramienta perfecta para analizar el macroentorno de la empresa. Su nombre es el acrónimo de los factores que estudia:

  • Políticos
  • Económicos
  • Socioculturales
  • Tecnológicos
  • Legales
  • Ecológicos

Aunque en un inicio solo se tenían en cuenta las 4 primeras variables y se conocía como análisis PEST, con el devenir de los años se tuvieron en cuenta también los dos últimos factores.

A continuación, vamos a analizar en detalle cada uno de estos factores para definir qué preguntas debemos hacernos en cada uno de ellos.

Factores políticos

La política tiene una clara influencia en la actividad comercial. Por ello, debemos discernir qué factores políticos pueden influir en el desarrollo habitual del negocio.

Para ello, podemos responder preguntas como:

  • Estabilidad del gobierno y posibles alianzas con otros partidos que puedan repercutir en la economía nacional.
  • Modificaciones en las políticas fiscales.
  • Cambios en el marco legal.
  • Política exterior y regulación estatal.
  • Modificaciones en la política social.
  • Subvenciones y ayudas que pueden solicitar las empresas.
  • Políticas comerciales y laborales y, también, las barreras arancelarias y comerciales.
  • Regulación estatal.

Factores económicos

Parece obvio afirmar que los factores económicos afectan directamente a la actividad comercial de la empresa. Para ello, la empresa debe incluir dentro del análisis PESTLE la información relativa a:

  • Fluctuaciones en los precios.
  • Crecimiento del PIB.
  • Tasas de desempleo.
  • Fluctuaciones de divisas.
  • Cambios en el consumo privado.
  • Modificaciones en el tipo de interés.
  • Políticas fiscales y modificaciones en los impuestos a los que deben hacer frente los usuarios.
  • Situaciones de crisis económicas o financieras.
  • Situación de los mercados bursátiles.

Estos factores económicos afectan de manera directa a las decisiones de la empresa en cuanto a su estrategia, posibles frenos a la realización de inversiones, estrategias de crecimiento o la detección de posibles amenazas para su negocio.

Factores económicos del macroentorno

Factores socioculturales

Los cambios culturales y sociales en el entorno en el que operan la empresa afectan directamente a su actividad comercial. Algunos de los más relevantes son:

  • Perfil de las clases sociales y forma en la que está distribuida la riqueza.
  • Religión o religiones imperantes en el territorio.
  • Tendencias y hábitos de compra.
  • Normas y valores sociales.
  • Sanidad y salud pública.
  • Nivel educativo.
  • Hábitos de compra.

Factores tecnológicos

La tecnología juega un papel clave en el análisis del macroentorno de cualquier empresa. Y es que el nivel de innovación es vital para posicionarse en el mercado.

Por ello, debemos conocer cuáles son las nuevas tecnologías del sector, qué oportunidades ofrecen a las empresas y cuál es la barrera de entrada a la hora de acceder a las mismas.

Factores legales

A este respecto, en muchas ocasiones las empresas incluyen los factores legales dentro del marco político. En este caso, debemos centrarnos exclusivamente en aquellos factores que hacen referencia a las normas legislativas en funcionamiento en dicho país.

Para ello, la empresa debe conocer tanto la legislación que repercute en su actividad -fusiones, adquisiciones, antimonopolio, patentes y marcas, RGPD, etcétera- como la que está destinada a proteger a los consumidores y a los trabajadores de la empresa.

Conociendo el marco legal en el que se opera, se evita caer en posibles sanciones tanto económicas como a nivel de imagen de marca.

Factores ecológicos

En la actualidad, la preocupación por el medio ambiente y por la sostenibilidad va en aumento. Además, las obligaciones en este campo de las empresas son, cada vez, más estrictas.

Por ello, para realizar un correcto análisis del macroentorno de la empresa es vital conocer los límites legislativos en torno a generación de residuos y emisiones o consumo de recursos.

Últimas consideraciones para realizar un análisis del macroentorno de la empresa

El análisis PESTEL pretende analizar e identificar todas las variables englobadas dentro de estos 6 ámbitos que pueden influir en la actividad comercial de la empresa.

De manera habitual, este análisis suele ir acompañado de análisis del microentorno para tener una visión global del entorno en el que opera la empresa.

A su vez, el análisis conjunto de estos dos entornos es vital para descubrir oportunidades del mercado y amenazas empleando un análisis DAFO.

Solo así la empresa podrá realizar una estrategia basada en datos objetivos que derive en un crecimiento comercial sostenible.

Products Used