“Es importante que quien acude a Pentimento se sienta cuidado y querido”.

EmprenderCategoría
lectura de 6 minuto(s)
Leticia Calvo

Ana y Rodrigo son los fundadores de Pentimento, una escuela de pintura en el castizo barrio de Chamberí que nació hace más de 9 años con un objetivo muy claro: que cualquier persona pueda disfrutar con el arte.

Siempre tenemos muy presente que lo importante es que todo el que acuda a Pentimento se sienta cuidado y querido. Ellos ponen su tiempo y su dinero en hacer esta actividad y nos gusta valorarlo.

Hablamos con Ana de los inicios de Pentimento, de cómo ha evolucionado el proyecto en estos 9 años de andanza y de sus proyectos a futuro.

Entrevista a Ana García, codirectora y profesora en Pentimento

Ana, ¿qué es Pentimento y qué ofrecéis a vuestros clientes?

Pentimento es una escuela de pintura cuya máxima es que todo el mundo puede disfrutar con el arte. Tenemos dos tipos de clientes principales: los adultos y los niños.

Para los niños, ofrecemos clases regulares de dibujo y pintura siempre enfocadas desde el disfrute, donde experimentan con todo tipo de técnicas y conocen a distintos artistas. Les tenemos desde los 3 años hasta los 12, que ya pasan a ser juveniles. Además de esto, hacemos talleres los días sin cole y campamentos de Navidad y de verano. Son la alegría de nuestros espacios.

Para los adultos tenemos clases regulares también de dibujo y pintura, donde nos enfocamos en personalizar al máximo su experiencia de cara a su nivel, interés y ritmo. Además, ofrecemos workshops puntuales, clases de historia del arte y visitas guiadas.

Entrevista a la escuela de pintura Pentimento

¿Cómo y cuándo surgió el proyecto?

El proyecto surgió en 2013, cuando Rodrigo (mi pareja y codirector de Pentimento) y yo nos conocimos. Él hizo Bellas Artes y yo Historia del Arte, y ambos veníamos del mundo de la enseñanza.

A los pocos meses se nos planteó la oportunidad de ayudar a una conocida que tenía una escuela y empezamos a lanzar ideas. Nos gustó tanto lo que salió de ahí que decidimos probar nosotros y… ¡este es el décimo curso ya!

¿Cómo fueron los comienzos y qué barreras encontrasteis a la hora de emprender?

Los comienzos (como todos) fueron duros, aunque es verdad que desde que empezamos hemos ido poco a poco siempre creciendo y eso te va dando aliento para perseverar. Aun así, los primeros años estás muy preocupado por la gente que viene, por poder cubrir todos los gastos... hay que echar MUCHAS horas y mantenerte en tu idea.

De cara a las barreras, pues muchas también, la verdad. No hemos tenido ninguna ayuda económica (ni siquiera en el COVID) y el proceso de conseguir la licencia lo recuerdo como un suplicio.

No creemos que se pongan las cosas fáciles a gente joven que quiere emprender, especialmente en algunos ámbitos.

¿Ha cambiado mucho el proyecto desde entonces? ¿Cómo es ahora Pentimento?

Por supuesto que ha cambiado, pero no en lo esencial. Nos gusta ir mejorando todo lo que ofrecemos y hemos ido renovando espacios, oferta y profesorado, haciendo que la experiencia sea mucho mejor. Pero la idea del negocio sigue siendo la misma. Ahora Pentimento es mejor que cuando nació, pero sigue siendo Pentimento.

Entrevista a la escuela de pintura Pentimento

Háblanos de vuestros clientes. ¿Quién es vuestro target?

Lo bueno de Pentimento es que tenemos clientes de edades muy variadas. Tenemos un gran público en los niños que, por supuesto, adoran lo que tenga que ver con la pintura, pero también tenemos muchos alumnos adultos que se dedican a temas más tecnológicos o simplemente pasan mucho tiempo en el ordenador y necesitan hacer algo manual para despejar la cabeza.

¿Y el servicio/curso estrella?

Con los niños, sin duda el campamento de verano. Son momentos donde el arte se convierte en un juego y pasamos unas semanas divertidísimas con ellos. Con los adultos, diría que nuestras clases regulares.

Cuidamos mucho el servicio que ofrecemos y creo que el seguimiento individual que les proporcionamos hace que confíen en nosotros para venir de manera constante.

¿Cuál sería el sello de distinción de Pentimento? Ese que hace que os elijan frente a otros competidores.

Como acabo de mencionar, el trato con el cliente. Siempre tenemos muy presente que lo importante es que todo el que acuda a Pentimento se sienta cuidado y querido. Ellos ponen su tiempo y su dinero en hacer esta actividad y nos gusta valorarlo.

Entrevista a la escuela de pintura Pentimento

Por ello tenemos un trato lo más personalizado posible y cuidamos todos los detalles: desde la estética y el confort del espacio, la música que ponemos, el planteamiento de las clases, el trato al cliente, la comunicación con las familias... Somos cercanos y para nosotros, Pentimento es nuestra casa.

Creo que la gente se siente parte de ella y se sienten a salvo y cómodos en nuestro espacio.

¿Hace cuánto tiempo tenéis vuestra página web?

Teníamos claro que era esencial así que desde el primer mes de abrir la escuela, hace más de 9 años.

¿Por qué elegisteis GoDaddy para digitalizar vuestro negocio?

Elegimos GoDaddy principalmente por la tranquilidad que da el tener nuestra página en un servidor seguro y por las opciones de personalización. También por el asesoramiento online y en directo de cualquier tipo de problema.

¿Os ha ayudado tener una web a la hora de daros a conocer e impulsar vuestro negocio?

¡Por supuesto! La gran mayoría de nuestros clientes acuden a la página web para conocer nuestra oferta y obtener la información de nuestros servicios. Es primordial para nosotros que esté operativa y lista para eso.

¿Algún consejo para quienes se estén planteando emprender?

Que trabajen bien la idea que desean desarrollar, que se enamoren de ella y que no duden. Que no se fijen demasiado en lo que hacen otros, sino que trabajen en encontrar el cómo lo quieren hacer ellos y ¡adelante!

Products Used

Hosting
Web HostingObtén más información
Dominios
DominiosObtén más información