5 formas de mantener a tus clientes informados sobre los cambios en tu empresa

MarketingCategoría
lectura de 8 minuto(s)
Derek Miller

El actual clima que se respira en medio mundo afecta a todos por igual en estos momentos. Pero no es el momento de caer en pensamientos negativos, sino de pensar cómo poder mantener tu negocio, qué pasos puedes dar para que tu empresa siga funcionando y tener a tus clientes informados sobre cualquier cambio.

Sin tener en cuenta el tamaño de tu empresa, tus clientes tendrán muchas preguntas a resolver y tratarán de contactar contigo para que les contestes. ¿Vas a seguir abierto? ¿Podrás cumplir tus compromisos? ¿Qué cambios vas a implementar en la política de tu empresa?

Para mantenerse al día en esta situación tan cambiante, necesitarás una estrategia de comunicación sólida que te ayude a mantener a tus clientes al día, ya sean de tu actual base de datos o aquellos con los que estuvieras negociando nuevos proyectos, o bien que estuviesen a punto de adquirir productos en tu tienda online.

Poder disfrutar de cierto nivel de tranquilidad y seguir operando más o menos normal dentro del problema que puede causar a tu negocio es la base para mantener un buen servicio al cliente y poder ayudarles a solucionar cualquier duda que tengan.

Artículo relacionado: Cómo lograr una efectiva gestión de clientes exigentes o conflictivos

5 maneras de mantener a tus clientes informados

Hay muchas opciones de lograr mantener a tus clientes atentos e informados. Sin embargo, no todas son fáciles de implementar, pero aquí tienes algunas que son relativamente sencillas de poner:

  1. Aprovecha el uso del email marketing.
  2. Usa las redes sociales.
  3. Publica actualizaciones en tu página web.
  4. Usa aplicaciones de mensajería.
  5. Crea nuevo contenido en tu blog.

A continuación vamos a desmenuzar con más detalle cada uno de estos canales y cómo puedes utilizarlos para maximizar su impacto en tu negocio.

1. Aprovecha el uso del email marketing

El correo electrónico sigue siendo una de las mejores vías de conectar con tus clientes. De hecho, sigue siendo tan importante como las redes sociales la hora de emitir comunicaciones masivas, ya que con un único mensaje puedes enviar la información que quieres transmitir a toda tu base de clientes al mismo tiempo, en lugar de que solo llegue a unos determinados clientes.

Envía emails con cierta frecuencia a tus clientes diciéndoles cómo gestionarás tu negocio estos días. Mantén actualizados a tus clientes con cualquier cambio que se produzca.   

Y si todavía no has empezado a usar esta tecnología, puedes probar cuando quieras la herramienta GoDaddy Email Marketing para crear tus propias newsletter y llegar a tus clientes inmediatamente. Ah, y no te olvides que una vez lanzada una campaña, puedes medir los resultados obtenidos y ver cuánta gente ha abierto tu correo, por si necesitas volver a enviarles otro correo para informarles.

Artículo relacionado: 7 consejos para crear campañas de email marketing efectivas

2. Usa las redes sociales

El email está considerado como la herramienta más importante de comunicación, pero las redes sociales todavía tienen un gran peso como canal para tener a tus clientes informados. Mostrar tu contenido en las redes sociales tienen la ventaja de que puede llegar más allá de tus seguidores y tu base de datos, sobre todo si amplías la difusión a todas las plataformas que tengas activas.

Disponer de la función compartir en todas las RRSS supone sin duda que sea la mejor forma de comunicación que tienes para aportar a tus clientes la información más actualizada sobre tu negocio, por ejemplo los nuevos horarios de apertura o directamente decirles que por culpa del virus tendrás que cerrar tus puertas hasta nuevo aviso y sólo venderás a través de tu página web o tienda online.

Comunica los cambios en tu empresa cuanto antes utilizando todas tus redes sociales y actualiza la información general de tu página para reflejar cualquier modificación que sea relevante para tus clientes.

Otra buena forma de poder contestar con rapidez a las preguntas de tus clientes es aprovechar los comentarios que vierten en tus publicaciones, donde además suelen dejar otro tipo de consultas fácilmente solucionables.

Asegúrate de no enviar solamente actualizaciones a tus redes sociales, sino de dedicar tiempo a responder cualquier comentario, pregunta o mensaje directo que te llegue.

3. Publica actualizaciones en tu página web

Dependerá de qué tipo de página web tengas, pero sea lo que sea tus clientes querrán saber si se van a ver afectados por culpa del COVID-19.

Puedes poner un banner en la parte superior de tu web o un enlace a una página que hayas creado estos días donde aportes más información sobre cómo vas a trabajar durante los próximos días, si vas a cancelar pedidos, si las citas reservadas tendrás que posponerlas o puedes pasar consulta mediante videoconferencia.

Si te decantas por crear una página informativa, ten en cuenta que debes actualizarla periódicamente y añadir la fecha de la última actualización que hayas publicado, para que tus clientes sepan realmente cuándo has hecho los últimos cambios. Además, obviamente, cuando la situación mejore, tendrás que eliminar esta página y volver a tu actividad normal.

Para hacerte una idea, echa un vistazo por ejemplo a la página principal de Ryanair, donde han colocado un banner en la parte superior de su web con un enlace a una página dedicada exclusivamente a informar sobre el estado de sus vuelos, qué está sucediendo y cómo solicitar información adicional o reembolso de los vuelos contratados.

4. Usa aplicaciones de mensajería

En función de la empresa que estés gestionando, quizá te resulte más cómodo empezar a usar aplicaciones de mensajería para comunicar y dar nuevas actualizaciones, además de poder seguir ofreciendo el mismo o un nivel de servicio de atención al cliente lo suficientemente bueno para que tus clientes sigan confiando en ti. Por esta vía, puedes contestar preguntas y mantener a tus clientes informados de forma individual, si así lo estimas oportuno.

Un ejemplo es Facebook Messenger, que sirve como punto de partida para aprovechar la página de Facebook que tienes creada y donde publicas contenido relacionado con tus productos y servicios. También puedes valerte de plataformas como Twitter y su sistema de menciones y mensajes directos.

Artículo relacionado: Cómo usar Facebook para tu negocio

5. Crea nuevo contenido en tu blog

Otra forma de ser más convincente con tus clientes es ser explícito en tus publicaciones, es decir, detallar al máximo qué pasos vas a dar próximamente. Puedes usar tu blog como portal de entrada para tus lectores y clientes, publicando nuevo contenido explicando el proceso de cambios que estás llevando a cabo. A continuación, deberías compartir ese artículo en todas las redes sociales donde tengas presencia e incluso usar tus listas de correo para notificarles las novedades.

Si escribes regularmente en el blog sobre la última hora, puede que te interese más escribir un único artículo y luego lo compartas a medida que vas actualizándolo, compartiendo ese contenido más veces. Así ahorras tiempo y tu fluidez comunicativa no se resentirá.

Artículo relacionado: 9 claves para conseguir visitas en tu blog

Prepárate para ser un emprendedor multicanal

Si realmente quieres mantener a tus clientes informados en todo momento sobre las novedades que tienes para ellos, no te quedará más remedio que usar más de un canal a la vez para cubrir todos los frentes.

No esperes que todo el mundo use a la vez las redes sociales o se registren para recibir tus emails.

Si trabajas en una empresa más grande con más compañeros o tienes empleados a tu cargo, una posibilidad de seguir trabajando más o menos al mismo ritmo que antes es preparar una reunión diaria o semanal con el resto de empleados en la que comentéis las novedades y si existen cambios que se deben hacer en las próximas fechas, para poder adoptar la estrategia y el canal que mejor encaje.

Con una planificación bien estructurada y una comunicación clara, tanto tú como tus clientes podréis estar tranquilos aunque las aguas estén revueltas.