10+1 trucos de copywriting para escribir textos que te ayuden a vender

MarketingCategoría
lectura de 10 minuto(s)
Leticia Calvo

El copywriting es una técnica de escritura que consiste en persuadir al lector para que ejecute una acción concreta. Esta es una herramienta muy empleada, sobre todo, en marketing. Y, aunque para conocerla a la perfección hace falta formación y práctica, hay una serie de trucos de copywriting que pueden ayudarte a vender más con tus textos.

En este artículo vamos a darte 10 tips o consejos de copywriting persuasivo para que empieces a poner en práctica:

  1. Entiende el problema de tu target.
  2. Recalca el beneficio que pueden obtener tus clientes.
  3. Habla directamente con tu lector.
  4. Usa títulos llamativos que no den lugar a error.
  5. Apuesta por las frases cortas.
  6. Huye de las palabras vacías.
  7. Aporta datos concretos.
  8. Emplea llamadas a la acción claras y originales.
  9. Añade testimonios de otros clientes.
  10. Apuesta por el storytelling -con sentido-.
  11. Crea una estructura narrativa.

También hemos preparado un truco de copywriting extra, pero para saberlo tendrás que seguir leyendo este post.

Así que, manos a la obra. ¡Empezamos!

1. Entiende el problema de tu target

El copywriting es una técnica de escritura persuasiva muy empleada en publicidad. Consiste, por lo tanto, en resaltar las bondades de un producto y llevar al cliente a la acción.

Esta puede ser comprar un producto, registrarse en una plataforma, asistir a un webinar, etcétera.

Piensa por un momento que llegas a una web de una marca cualquiera. ¿Qué piensas en ese momento?

Probablemente, será una pregunta del tipo “¿qué hay aquí para mí?”. Es decir, cómo puede ayudarte esa marca a solucionar un problema o una necesidad concreta.

Por ello, es fundamental que te pongas en el lugar de tu lector y entiendas perfectamente cuál es el problema que necesita solucionar.

Así que, primer truco de copywriting persuasivo: ponte en la piel de tu lector. Ya sea para trabajar el copywriting de tu página web o para escribir el texto de los primeros anuncios de tu marca en redes sociales.

Conoce a tu público objetivo

2. Recalca el beneficio que pueden obtener tus clientes

Como marca, tienes que responder a la principal pregunta de tus lectores. Es decir: “¿cómo puede ayudarme este producto/servicio?”.

Por ello, la primera labor de un copywriting es de documentación.

Y es que, ¿cómo vas a sacar a relucir los beneficios del producto o del servicio sin conocerlo?

Algunos copywriters se convierten en usuarios del producto o clientes de la empresa para poder entender qué beneficios tiene. Y, claro está, para conocer sus debilidades y no potenciarlas dentro de sus textos de venta como bondades.

Eso sí: recuerda que le debes una completa honestidad al lector. Es decir, no prometas aquello que el producto o el servicio no puede ofrecer.

3. Habla directamente con tu lector

Estarás más que acostumbrado o acostumbrada a que las marcas te cuenten lo maravillosas que son. Pero, ¿cuántas se preocupan por ti?

Si quieres llegar a tu lector e invitarle a hacer una acción, la mejor forma de hacerlo es conseguir que sienta que te diriges a él o ella directamente.

Escribe como si estuvieses manteniendo una conversación. Esta manera de escribir se denomina copywriting conversacional.

Cambia el discurso típico del “nosotros, como marca” o “yo, como profesional de este campo” por un “tú”.

Para que lo veas más claro, vamos a poner un ejemplo práctico:

  • “Esta es nuestra crema solar XXX, empleada para cualquier tipo de piel”
  • “Protege tu piel incluso debajo del agua con la crema solar XXXX”

¿Lo ves? La segunda frase habla directamente a su público, y deja claro desde el primer momento las bondades del producto.

Poner el foco en llamar la atención de tus clientes y crear anuncios dirigidos recalcar sus necesidades y a proponer una solución a sus problemas es clave para conectar con ellos.

Contenido de valor

4. Usa títulos llamativos que no den lugar a error 

El título es una parte fundamental de tu texto. Y es que, al ser la primera frase, es el responsable de que el lector fije su atención en tu contenido y se atreva a leerlo.

Usa títulos concretos

Y ojo, que no me refiero únicamente del título de la página o del artículo. Si escribes en un blog o un medio digital, también tienes que prestar atención al Title que mostrará el motor de búsqueda al arrojar los resultados e incluso a las meta description.

¡Todo cuenta! Y es que no sirve de nada redactar un artículo perfecto si el título no atrae al lector. Apuesta por un título divertido que llame la atención de los lectores digitales. Un título magnífico que llame la atención de tus clientes y que les haga abrir tu correo electrónico o leer el último post de tu blog.

Eso sí: olvídate del clickbait.

Denominamos clickbait a la técnica que consiste en crear titulares sensacionalistas para atraer más usuarios, exagerando las cualidades del contenido que alberga realmente ese post, vídeo o artículo. De nada te sirve redactar titulares espectaculares si el contenido no está a la altura.

Esta es una técnica perjudicial a la larga, pues nada resulta más negativo si te dedicas al copywriting que perder la confianza de los lectores.

5. Apuesta por frases cortas

¿Alguna vez has leído un artículo o un post que te ha resultado complicado de entender porque las frases eran demasiado largas?

A veces, nos perdemos entre tanta narrativa y el mensaje que queremos dar queda desdibujado.

Por este motivo, otro truco de copywriting que debes tener en cuenta es emplear frases cortas. Eso sí, no aglutines una serie de frases cortas en un párrafo eterno.

Sé breve y ve al grano. Elige las palabras adecuadas para tus textos de venta. Así, tu mensaje llegará de manera rápida a tu lector y no le será complicado entenderlo.

6. Huye de las palabras vacías

Para empezar: ¿qué es eso de las palabras vacías?

Muy fácil: son palabras que adornan la frase, pero que no aportan nada a su significado.

Por ello, y siguiendo con el consejo de emplear frases cortas, debes huir del uso de estas palabras.

Evita en exceso los adjetivos y los adverbios, que describen y cuantifican. Emplea, en su lugar, verbos que lleven a tu lector a la acción.

Evita caer en la abstracción. Si estás hablando de una oferta, asegúrate de hacerlo de manera específica:

  • Qué anuncias.
  • Qué características tiene.
  • Por qué deberían comprarlo tus clientes.

Si estás lanzando una oferta especial, pónselo fácil a tus clientes. Si es en la primera frase, mejor que en la segunda. Lo último que debes hacer es dejar que caiga en la confusión en los textos de tu negocio.

Emplea frases cortas y en voz activa -huye de la voz pasiva-. Usa otros elementos como listas de verificación y viñetas para que tu mensaje sea, aún, más claro.

Huye de las palabras vacías

7. Aporta datos concretos

¿Qué frase de estas dos te da más credibilidad?

  • Aprende a conseguir más seguidores en Instagram.
  • Aprende a crear una comunidad en Instagram de 10.000 seguidores en 6 meses.

La segunda, ¿verdad?

Gracias a los datos, los lectores son capaces de visualizar mejor el beneficio que ofrece tu producto o servicio.

Además, se vuelven más proclives a confiar en tu marca y en realizar la acción deseada.

Si tienes datos concretos, ¡úsalos para llamar la atención del lector! Por ejemplo, si hay un estudio científico que apoye tu argumento o si has podido recabar datos de manera interna que confirmen los beneficios de tu producto o servicio de forma positiva.

8. Emplea llamadas a la acción claras y originales

¿Cuántas veces al día lees llamadas a la acción como “Suscríbete” o “Compra ahora”?

Miles, ¿verdad? Las llamadas a la acción -call to action o CTA- más habituales han perdido fuerza en los lectores. Ya no atrapan, y su efectividad es menor.

Para captar la atención del lector, debes pensar en llamadas a la acción originales, distintas. Vamos a verlo con un ejemplo.

Pongamos que eres una escuela de fotografía que ha abierto el plazo de inscripción para un curso de fotografía de bodas online.

En este caso, el CTA más común sería “Inscríbete”. Pero, ¿qué te parece si, en su lugar, empleas la siguiente llamada a la acción?

Llamadas a la acción

“Quiero vivir de la fotografía”

Es diferente, ¿verdad? En el segundo caso estás atacando directamente al deseo de tu lector.

Personalizar las llamadas a la acción es un truco de copywriting muy efectivo.

9. Añade testimonios de otros clientes

¿Confías más en un producto si ves que tiene buenas valoraciones? ¿Antes de acudir a un restaurante miras sus reseñas en Google o Tripadvisor?

¡Es perfectamente normal! Confiamos más en una marca cuando otros usuarios la han probado anteriormente y nos cuentan cómo ha sido su experiencia.

Es lo que se conoce como prueba social. Y, por ello, es importante que incluyas, a ser posible, testimonios de otros usuarios que generen una mayor confianza.

La manera más habitual de hacerlo es a través de las reseñas, pero también puede ser efectivo publicar un artículo en tu blog contando su experiencia o mostrar distintos casos de éxito.

10. Apuesta por el storytelling -con sentido-

Nos encantan las historias, ¿verdad? Muchas veces, al leerlas, podemos empatizar de tal modo que nos hace sentirnos protagonistas.

El arte de contar historias -o storytelling- se puede aplicar a la escritura persuasiva.

Y es que, sin conseguimos centrar nuestro relato en el punto de dolor de nuestro lector, éste podrá identificarse con la historia.

Un lector que empatiza con tu historia -y con su solución al problema, siempre asociada al producto o servicio que quieres vender-, es un usuario más proclive a la compra. Y dar con una buena historia es clave para cualquier copywriter.

11. Crea una estructura narrativa

Cualquier historia funciona mejor si tiene una estructura narrativa. Por ejemplo, una newsletter debe contar con una presentación, un nudo y un desenlace. O un artículo del blog e incluyo una biografía de Instagram.

Plantea la estructura de esta manera:

  • Presentación: una introducción que permita guiar a tu audiencia a través de las siguientes fases.
  • Nudo: Un contenido sustancial, sin que llegue a ser abrumador.
  • Desenlace: Una conclusión que conecta todos los puntos y deja a tu audiencia satisfecha, inspirada o con ganas de más.

Desarrollar tu copio de esta manera ayuda a crear imágenes que pueden conectar perfectamente con tu cliente.

Estructura narrativa

Truco de copywriting extra: lee tu texto en voz alta

No podía terminar este artículo sin compartir contigo uno de los trucos de copywriting más sencillo.

Esto puede parecer una tontería, pero si lees tu texto en voz alta podrás descifrar más fácilmente si funciona o no.

Y no te cortes en editar: muy pocas veces, un texto sale a la primera. Dale una vuelta hasta que te convenza y pon en práctica estos consejos de copywriting para conseguir unos copys perfectos.